TRANSLATOR

Select language


"Superman: Returns"

(Bryan Singer, 2006)

SENTIDO GENERAL

 

   Esta película es una versión moderna de la vida de Jesús, de un Mesías, presentado como un super-hombre, como lo fueron el Maestro Jesús y otros muchos Iniciados. Muestra el deseo de todo ser humano de volar y conquis-tar sus poderes divinos.

 

   Esta es la historia del ser humano. Hace mucho tiempo se produjo la caída del hombre, dejando paso al “mal” en nuestra conciencia; eso significó que “destruimos” el Reino Divino en nosotros (Krypton) y perdimos la conexión con la Presencia Yo Soy (Jor-El). Entonces Dios envió a su Hijo, un Salvador, el Cristo (Kal-El), para que trajera la Luz que muestra el camino a los hombres, hasta que consigamos destruir el mal y restablecer la Paz y el Bien en la Tierra.

 

BANDA SONORA: (Pulsar play)    Superman Returns

  Main Titles

  John Williams


SIGNIFICADO DE LOS PERSONAJES

 

            Personaje:      Significado:  
 

 CLARK KENT

 SUPERMAN - KAL-EL   

 Cristo Interno

 Avatar

   JOR-EL  Presencia Yo Soy
   KRYPTON

 Conciencia Superior

 Reino Maestro Ascendido 

   PALACIO DE CRISTAL

 Santuario Interior, Ashram

   LOIS LANE  Estudiante espiritual
   HIJO DE LOIS Y CLARK         Cristo naciente
   LEX LUTHOR  Fuerza siniestra
   KRYPTONITA  Uso inadecuado de la energía 
   KITTY  La ignorancia
   NAVE

 Cápsula anaeróbea en el corazón

   ANAGRAMA S    Patrón electrónico

 

 

CLARK KENT – SUPERMAN – KAL-EL: a nivel individual representa al Cristo Interno, pero también puede ser ana-lizado como un Avatar, un Ser Divino Adviniente, un Maestro Ascendido, en-via­do por la Divinidad. Es divino pero trabaja en el mundo por eso lleva una especie de doble vida. Cara a los hom-bres es Clark, que trabaja en perio-dismo, profesión que le permite estar informado de dónde se halla la nece-sidad para responder a ella. Pero su nombre real es Kal-El. El término “El” significa “de Dios”, y la “K” es la letra nº 11, número que indica la perfección para la tierra, así que él representa la perfección divina que todos los seres deben alcan-zar. Sus poderes representan los poderes divinos. Se le conoce como superman, porque cara al común de las personas él ha trascendido la etapa de humano, es un super-humano, es decir un alto iniciado o un Maestro. Kal-El se alimenta del Sol, nueva-mente símbolo crístico. Su traje contiene los tres colores de la Llama Triple (el Fuego Sagrado Crístico que habita en cada corazón humano).

 

JOR-EL: Es la Presencia Yo Soy a nivel individual, y a nivel global es la Presencia Yo Soy Universal, Dios. Nuevamente la termina-ción “El”, “de Dios”, pero esta vez la sigla, la “J,” es la nº 10, que se sintetiza en 1, la unidad, o sea, Dios. Él envía a su único hijo al mundo para ayudarlo.

 

KRYTON: se asemeja a "críptico", o sea secreto, porque es la Conciencia Superior perdida. También el Reino Maestro Ascen-dido. Que quede des­trui­do es solo una ilusión momentánea que representa la pérdida de la Conciencia Divina por parte de la humanidad. Podemos interpretar que su destrucción es ilusoria porque Jor-El sigue hablando en presente y en existencia real. En realidad, Krypton al ser absorbido por su Sol pasa a un estado evolutivo superior. De hecho los cristales de Krypton, símbolo de pureza y también representación crística, tienen la facultad de reconstruir ese Reino. Los cristales son la energía divina que es pura y perfecta aunque los seres humanos pueden emplearla con fines negativos (convertirla en kryptonita). En los Cristales está grabado todo el conocimiento del Universo, son cristalizaciones positivas, en contraposición con las cristaliza-ciones negativas de nuestro subconsciente.

 

PALACIO DE CRISTAL EN EL POLO NORTE: es el Santuario Interior. También el "Ashram", o sea, el lugar de retiro en el que es posible la conexión con la Presencia Yo Soy.

LOIS LANE: estudiante espiritual, iniciada. En inglés su apellido significa "sendero". Cuando era pequeña contacta fugazmente con Superman, su Cristo, preparándola pa-ra luego tenerlo más en conciencia ya adulta. Siempre está con ella, pero no siempre lo reconoce sino sólo cuando se muestra sin disfraz. El Cristo siempre nos asiste pero no somos conscientes de cuán-to. Gracias a Superman ella puede volar, elevarse en conciencia. También la rescata y la protege y la ayuda en todo lo que ella em­prende. Pero Lois pasa por una crisis espiritual y termina defraudada hasta el punto de negar la nece­sidad de su Cristo. Es una especie de “noche oscura del alma”. Sin embargo la semilla de Luz del Cristo ya está en ella y de hecho ya está creciendo, representado en su hijo. Ella misma tendrá en cierto momento que volver a reconocerlo e incluso que rescatarlo, como en muchos cuentos en que el iniciado rescata a la princesa que simboliza al Cristo.

 

HIJO DE LOIS Y SUPERMAN: representa el pequeño Cristo naciente en la conciencia del iniciado, o sea, de Lois. Para Lois, Su-perman es el Ángel Solar, el Ser Adviniente individua­lizado, mientras que su hijo es su propia Conciencia Crística en desenvolvi-miento, o sea, su Cuerpo Mental Superior naciente y en desarrollo hacia la Con-ciencia Crística.

 

LEX LUTHOR: Es la encarnación del egoísmo, de la maldad, de la oscuridad, en definitiva, de la fuerza siniestra. Tiene planes de conquista y no le importa el daño que cause para alcanzar sus propósitos. Quiere crear una nueva tierra, símbolo de que cree tener dominio aparte de Dios. Él utiliza los cristales de Krypton, es decir, la energía divina, pero por egoísmo, y mezcla la pureza de la Energía Divina con la kryptonita, y su creación por consecuencia es oscura y negativa; la tierra que él crea ya no es cristalina sino opaca y gris. Lex crea su “nuevo mundo” en medio del mar, símbolo de la vida mundana y más concretamente de las emociones. Esto es que el “mal” forma su propia creación si hay en nosotros algo que lo acoge, una zona no controlada. 


KRIPTONITA: representa el uso inadecuado de la energía divina, y que por tanto crea karma e inhibe la acción del Cristo Interno. Su acumulación equivale a la "efluvia terres-tre", es decir, la acumulación de energía mal calificada por toda la humanidad.

 

KITTY: simboliza la ignorancia puesto es que una empleada inconsciente del mal. Sin em-bargo empienza a darse cuenta así que también es una aspirante espiritual. 

 

SÍMBOLOS

 

NAVE: cápsula anaeróbea en la que vive el Cristo Interno hasta el despertar espiritual del iniciado, y que contiene el átomo ulté-rrimo. Tiene forma de Estrella de Luz de muchas puntas, símbolo del iniciado. Al llegar a la tierra se rompió, representando el momento del despertar espiritual cuando dicha cápsula se abre para que la Llama Triple se expanda.

 

ANAGRAMA "S": es el "patrón electró-nico" de Supermán. Tiene forma de serpiente, símbolo de sabiduría. Con-tiene los colores de la Llama Triple. Representa lo Superior. Es un diamante, prisma que contiene los colores de los Siete Rayos y símbolo de la pureza espiritual. También es una punta de flecha mirando hacia abajo, o sea, la divinidad descendiendo para servir, y tiene forma de corazón, porque el ser-vicio es Amor Divino. Además, si se completan los triángulos que pueden ser dibujados desde cada línea obtenemos una estrella de cinco puntas, símbolo de la iniciación.


 

EPISODIOS DESTACADOS

 

   Tanto en esta película como en la anterior aparece el Sol como sím-bolo de la Presencia Yo Soy, o sea, de Dios, del Logos Creador. En la primera parte aparece un tribunal compuesto por tres personas, que juzgan el karma de la humanidad, observando el estado de conciencia, o sea, el desarrollo de la voluntad, sabiduría y amor de los seres hu-manos, para ver si están preparados para recibir un nuevo Mesías. Vemos así varias representaciones del nú-mero Crístico, el 3.

 

   Superman, representando al Cristo, se autoexilia por amor a la humanidad, para ayudarla. Su madre recuerda que en la tierra aún somos primitivos (espiritualmente) y que un iniciado se verá diferente, aislado; pero su Padre le dice nunca estará solo, que Él siempre estará cerca. Es la promesa de Dios a todos los seres mientras nos desenvolvemos espiritualemente. Aunque no lo veamos está con nosotros.

 

   Antes de ser enviado a la Tierra, el niño es advertido de no inmiscuirse en la historia de los hombres. El "libre albedrío" debe ser respetado, ley básica de la evolución: hemos de avanzar y aprender por nosotros mismos; con ayuda, pero dando nuestros propios pasos.

      Una vez en la Tierra (el Espíritu entra en la materia), aunque es un ser evolu-cionado, necesita de unos guías, sus padres adoptivos e instructores, (como el Maestro Jesús que fue guiado por la Madre María y San José), dirigiéndolo siempe hacia lo Superior, hacia Dios, para que no se contaminara con las apariencias - materiales. Por tanto no llegó a un hogar cualquiera sino a uno de origen humilde, cuyos padres eran desapegados y le orientaron siempre hacia los valores más elevados, con humildad, y haciéndole saber que todos esos poderes que posía eran para un propósito determinado, que tendría que llevar a cabo una misión.

 

   A Clark (como la claridad) le parece extraño que no pueda hacer lo que sabe hacer. ¿Cómo puede eso ser presunción? ¿Presume acaso el pájaro cuando vuela? Esta reflexión encierra una magnífica verdad. Pero la humanidad aún no está preparada para este despligue de habilidades. Igualmente los Maestros y Grandes Iniciados no exhiben sus capacidades, salvo por una razón superior. 

 

   Contemplado como un iniciado, Clark Kent representa a todos los seres humanos en evolución, pero en etapas adelantadas, en las que ya se reconocen las dos natu-ralezas en el mismo ser, la humana y la divina. Por eso tiene unos padres terrestres, los Kent, pero en realidad reconoce su paternidad divina en su Presencia Yo Soy, Jor-El y su esposa.

 

   Cuando desencarna (muere) su padre llega el momento del inicio de su sendero hacia su misión, descubrir cuál es su Plan Divino. Al principio Clark no recuerda quién es realmente pero un impulso interno le lleva a buscar. Es la Voz del Silencio guiándole internamente hasta dónde puede hallar respuestas. Va hacia el Norte (símbolo del Sendero Espiritual. Y utiliza un cristal como semilla que le pone en contacto con la Cámara de la Presencia Yo Soy. Cuando Jor-El le pregunta “¿no me recuerdas”? Es el momento en que el iniciado se da cuenta de su verdadero origen y lo reconoce. Jor-El le revela todo lo que necesita saber: que aunque haya sido criado como ser humano no es uno de ellos; que es un exiliado de su “hogar divino”, Kryton, porque ya sabe que no pertenece a la tierra sino que su paso por aquí es la oportunidad de desarrollarse y de servir a la Luz; que sus poderes son para guiar a otros; y que debe estar alerta para ver dónde son necesitados.

 


   Por otra parte, analizado como un Avatar, Superman es un Salvador del mundo, un Cristo, un Hércules, un Gautama, un Mahoma. Viene ante el llamado de la humanidad. Llegó del cielo, del Reino Maestro Ascendido, en una bola de fuego, Fuego Sagrado. Además viene preparado, conoce las ciencias y las letras humanas, porque conoce a aquellos a los que va a ayudar.


   Cuando Superman le pregunta a Lois qué escucha al mirar a la ciudad ella, representado a los seres humanos, dice que no escucha nada (estamos demasiado centrados en nosotros mismos), pero Superman le dice “yo lo oigo todo”, y también que a pesar de que ella cree que el mundo no necesita un salvador, él oye todo el tiempo a la gente que clama por uno.

 

   Jor-El se lo revela. Es una clara represen-tación mesiánica. Le dice que los seres humanos pue­den ser grandes personas y que lo desean, pero que les falta la luz que les muestre el camino, y que por la capacidad de hacer el bien que tenemos, envía a su único hijo. Kal-El viene entonces como un Salvador, dispuesto incluso a sacrificarse a sí mismo. Podríamos pensar que la tremenda paliza que le dan los esbirros de Lex conecta un tanto con la pasión de Cristo. E incluso hay una “muerte” y “resu-rrección”.

   Cuando Lois vuela con Kal-El se quita los zapatos, o sea, se desprende de los conceptos viejos, y luego se eleva en concien-cia. Al regresar ya piensa y es distinta.

 

   Cuando un Superman está aparentemente debilitado, sube como una flecha al cielo, directamente hacia el Sol, reapa-reciendo después en dirección hacia abajo, usando como vehículos los Rayos Solares y llevando el Fuego Divino en sus ojos. Su objetivo es disolver la horrible “creación” de la fuerza siniestra en la tierra (la efluvia humana), su actuación resulta demoledora para la oscuridad y así se reestablece el plan y el Sol vuelve a acariciar la tierra y a los seres que la habitan. 

     

   Kal-El viene como Luz que guía para que la propia humanidad se desarrolle, y no para hacer las cosas por ella. Por eso, de esa humanidad nace el nuevo Cristo, el hijo de Lois y Superman. Es nueva­mente medio divino y medio humano. Kal-El le dice: “harás de mi fuerza la tuya; verás mi vida a través de tus ojos y yo la tuya a través de los míos”. Es decir que cada ser humano (ejemplificado en Lois) deberá desarrollar su propia naturaleza Crística y actuar con la fuerza del Cristo y ver la vida con los ojos del Cristo. También le dice “el hijo se convertirá en padre”, hablando de que todos estamos en constante evolución.

 

   Finalmente Lois se quedará con su hijo y Superman la dejará, pero no totalmente. Los Maestros están siempre ayudando, pero dejan que el iniciado se desarrolle y desenvuelva su naturaleza espiritual en sus propias circunstancias porque la vida es la escuela que necesita para ello.

 

 

ENSEÑANZAS ESPIRITUALES

 

- Por mucho que perdamos la esperanza, por mucho que nos alejemos de Dios, siempre habrán Seres que nos recuerden la verdad de la vida, rescatándonos del dominio del mal y resta-bleciendo la Luz de Dios que nunca falla. 

 

- Para alcanzar la siguiente meta en nuestra escala evolutiva es imprescindible no dejar atrás la enseñanza fundamental del servicio: para lograrlo tenemos que ayudar a nuestros "compa-ñeros de escuela", colaborando con el desarrollo espiritual de los demás, compartiendo lo que tenemos y sabemos.

 

(Comentado por: Candelaria Sosa, Charo Arroyo y Fela Galván)