TRANSLATOR

Select language


"Seabiscuit"

(Gary Ross, 2003)

SENTIDO GENERAL 

 

   A través de la historia de un jockey, un caballo, su entrenador y su promotor, esta película habla de la posibilidad de superar cualquier dificultad; del Espíritu que es más fuerte que la materia y que se coloca por encima de las limitaciones de ésta.

 

   Son cuatro historias paralelas entre sí y a la vez paralelas con la historia de la humanidad de cierto tiempo. Los mismos handicaps* a ser superados por los prota-gonistas, son los que deben ser superados por las gentes de América de aquel entonces (años 20-30), aunque los hechos asumieran otros disfraces, pero con la misma lección de fondo: creer en una Fuerza Superior que al actuar a través del individuo lleva a superar cualquier limitación.

 

   Se trata de una película de talante tranquilo, amable y dulce, a pesar de los momentos trá­gicos que recoge, quizás porque no son tratados con excesivo dramatismo.

 


* En hípica se emplea para designar una competición en la que se imponen desventajas a los mejores participantes para igualar las posibilidades de todos. Por ello se ha generalizado con el significado de circunstancia desfavorable o desventaja. 

BANDA SONORA: (Pulsar play)    Seabiscuit

  End Credits

  Randy Newman 


SIGNIFICADO DE LOS PERSONAJES

 

       Personaje      Significado     
   SEABISCUIT  Vehículos inferiores del discípulo espiritual  
   JOHNNY RED  Discípulo espiritual
   CHARLES HOWARD 

 Discípulo avanzado

 Cualidades espirituales

 

 TOM SMITH    

 Instructor Espiritual
   SRA. HOWARD  Naturaleza Divina. Amor
     

 

   Al comienzo podemos ver la vida de cada personaje por separado, pero a medida que se desarrolla la peli se van uniendo, por las circunstancias de la vida. 

CHARLES HOWARD: pasaba por muchas dificultades; su mujer le abandonó, se le murió un hijo, etc., a pesar de las cuales era una persona equilibrada, con una mente muy despierta y con un entu-siasmo digno de cualquier estudiante espiritual. Pasó de ser un simple empleado en una fábrica de bicicletas a ser un gran empresario con mucho poder. Para poder superar todas las dificultades que la vida le estaba planteando, comienza una búsqueda, la cual llene el vacío que habían dejado su mujer y su hijo.

 

SEÑORA HOWARD: ella es el amor que llega a Charles para traerle serenidad y tranquilidad. Ella le adentra en el mundo de los caballos y así conoce al entrenador. El señor Howard usaba su cuadra de caballos para guardar sus coches pero después de conocer a la chica, saca los coches y pone caballos, esto quiere decir que comienza a cambiar conceptos en su mente que no eran muy correctos y pone los adecuados. El entrar en contacto con el mundo de los caballos es símbolo de que empieza a poner atención en sus vehículos inferiores y todo gracias a ella, porque sólo el impulso del Ser Divino, que hay en nuestro interior, es capaz de hacernos “despertar”.

 

TOM SMITH: Por otro lado está la historia del entrenador, un hombre que produce mucha controversia. Para los demás era bas­tante solitario y extraño pero a la vez muy equilibrado y sereno, en resumen son las cualidades de un instructor espiritual.

 

   Tiene muy “buena mano” con los caballos, simbolizando así que controla por completo sus vehículos inferiores (como un verdadero Iniciado). Iba por el mundo dando segundas oportu-nidades: en una escena se ve a un hombre que quería ma­tar un caballo por estar algo tullido pero él le salva la vida dicién-dole “no se tira una vida por la borda sólo porque esté algo tullida”. Un instructor espiritual cuando llega a la vida del discípulo, por lo general, le encuentra lleno de “magulladuras y lisiado” y llega para darle una nueva oportunidad. Sólo él es capaz de sanar nuestras enfermedades espirituales.

 

   Es quien da las directrices correctas para que Seabiscuit (la personalidad, los vehículos inferiores) sea domado y para que Johnny (el estudiante) lo dirija en una actuación perfecta.

 

JONNHY RED y SEABISCUIT: Y por último está la vida de Red,  que desde un principio está muy vinculado al mundo de los caballos. Su padre decía que montado a caballo era “cómo poesía”, simbolizando la pureza de Alma del chico, unos ve-hículos inferiores muy puros. Después crece y es atrapado por la vida, cayendo en manos de los vicios, de las cosas más mundanas; peleas, bebida, mujeres, etc. En una de las secuencias el chico se ve disminuido a ir al lado de un caballo (sus vehículos inferiores) dando vueltas en redondo, simbolizando la vida de las personas que inmersas en lo material sólo dan vueltas y vueltas sin una meta fija, tienen una visión de la vida muy limitada, muy corta. Cuando llegan a su vida el señor Howard y el entrenador (desde el principio se sintieron atraídos a colaborar juntos) ésta empieza a “encaminarse”, empieza a tener sentido. Junto al chico entra en escena el caballo, SEABISCUIT, sus historias son paralelas, son la misma vida, porque simboliza sus vehículos inferiores.

 

   Johnny es el estudiante espiritual. Es una persona instruida, pero decepcionada del mundo, en el que sólo ha conquistado fracasos y sufrimientos. Siendo aún pequeño “perdió” a su familia (en nuestro símil, la conexión con su Naturaleza Divina), y está marcado por ello. Él debe montar a Seabiscuit, el caballo, que representa los vehículos inferiores, que son al principio rebeldes y que también están frustrados y peleados con el mundo, castigados y enfermos, producto de los errores acumulados a lo largo de las eras de encarnaciones. Seabiscuit fue entrenado para perder, porque su guía era el mundo, la ilusión. 

 

   Con el entrenador aprende a dominar a Seabiscuit, aprende a dominar su naturaleza inferior, y se da cuenta de que a pesar de parecer un fracasado, en su interior vive el triunfador que debe manifestar. El instructor nos muestra cómo a pesar nuestras apariencias negativas dentro de nosotros está latente nuestra divinidad, sólo debemos desenvolverla.

 

EPISODIOS DESTACADOS

 

- Es especialmente acertada la presentación de las historias de los respectivos prota­gonistas desde antes de que se conocieran, cuando la futura relación entre ellos se estaba gestando, porque cuando se narran los hechos fundamentales de dicha relación, el argumento resulta enriquecido, fundamentado, dándole cohe-rencia y continuidad a la historia; haciendo comprender cómo todo lo que ocurre tiene un objetivo, aparentemente sin conexión al principio, pero lógico y seguro cuando lo analizas a posteriori.

 

- En esta misma línea, es interesante la asociación con los hechos sociales e históricos, puesto que refleja cómo nuestras vidas no están desconectadas de la de los demás, y cómo a menudo somos afectados, irremediablemente si no tomamos conciencia de ello y asumimos el control de nuestro mundo, en especial de nuestros sentimientos.

 

 

- En realidad, es la historia de muchos que son reunidos por la Vida para que mutuamente cada uno se convierta en la salvación para el otro a través del ofrecimiento de oportunidades y del cumplimiento cada cual de su papel perfecto.

 

   Los cuatro estaban necesitados y a pesar de las diferencias evidentes entre sí, encontraron un punto en común y alcanzaron la curación y el éxito (interno). De esto es de lo que va la película: todos estamos necesitados y todos podemos cubrir la necesidad de aquellos con quienes nos relacionamos, poniendo así en acción el Amor Divino en nuestras vidas. Como dice en la propia película “Por primera vez en mucho tiempo nadie estaba solo”, y de esta forma “hombres que se sentían débiles, ahora eran fuertes”. Esta es una posible clave del Amor Divino. Al dejarlo actuar a través de nosotros, ofreciéndole oportunidades a los demás, no sólo ayudas al otro sino que salvas tu propia debilidad y soledad. Es el “es dando como se recibe”, de nuestro Amado Koot Hoomi. Por eso en la película, todos fueron sanados de sus respectivas dolencias emocionales.

 

   Cuando Tom y luego Charles, expresan “No se tira una vida por la borda sólo porque esté un poco magu­llada”, también están expresando esta idea: ofrecer oportunidades; además de reverencia por la vida y confianza (en las personas, en el bien, en el Plan Divino que hay detrás de todo acon­tecimiento...)

 

- Por supuesto, esta película habla también de la perseverancia, de - continuar continuando, como dice el Santo Æolus; de no rendirse y seguir “luchando” aunque aparentemente sólo obtengas fracasos tras fracasos, porque como sabemos el único que ha - fracasado es el que deja de intentarlo. Para el que persevera, el único final posible es el éxito.

 

ENSEÑANZA ESPIRITUAL

 

   Esta película representa a la Vida mis­ma como “una gran carrera” en la que lo importante es perseverar y no abandonar a pesar de los tropiezos.

 

   También lo importante que es la figura del instructor espiritual en nuestras vidas.

  

   En resumen toda una lección de perseverancia, confianza, entusiasmo, positivismo, alegría y espíritu de lucha, que se producen al tener la certeza de que el final o la meta será la victoria. 

 

   Es una película que al acabar te deja una agradable sensación de calma y de esperanza, ya que presenta cómo cualquier situación tiene no sólo una salida, sino también un final humana y espiritualmente exitoso y seguro.

 

(Comentado por María Jesús Pérez y Fela Galván)