TRANSLATOR

Select language


"Sonrisas y Lágrimas"

(Robert Wise, 1965)

SENTIDO GENERAL

 

   Esta es una película que nos enseña el Poder de la Música. Richard Rodgers (1902–1979) y Oscar Hammerstein II (1895–1960) compusieron este musical para transmitir el amor por la Música a quienes lo escucharan. Incluso te enseñan las notas musicales y cómo componer (canción «Do-Re-Mi»). Por ello, la película tuvo un éxito inusitado y se ha convertido en una de las más vistas de la historia y uno de los musicales más representados a nivel mundial a lo largo de décadas. Se llama originalmente «El Sonido de la Música» y esto nos hace reflexionar acerca del poder tan grande que Ella tiene. En la escuela de Pitágoras, por ejemplo, la Música se usaba para meditar, sanar y armonizar a los estudiantes. Todas las grandes religiones la utilizan en sus cánones, porque crea o hace visible el nexo entre Dios y el hombre. En este musical vemos claramente cómo la Música derrumba obstáculos al más puro estilo de Josué derribando con sus trompetas las murallas de Jericó, o al mismísimo Orfeo al resucitar a Eurídice con su lira, o Krishna conquistando irreme-diablemente a los esposos de las gopis (pastorcillas) con el sonido de su flauta.

 

   Esta película trata de una joven y alegre novicia que es enviada a la casa de unc apitán viudo para cuidar de sus siete hijos un tanto rebeldes. Está ambientada en la bella Austria de los años 30, más exactamente 1938. El guión está basado en una historia real, y esto le da mucha más profundidad a los temas aquí tratados. La verdadera María von Trapp sale de figurante en un momento de la película. Una de las más bellas voces de Hollywood encarna a María en la gran pantalla. Se trata de Julie Andrews, y hace un papel magnífico en esta obra. Ya había filmado «Mary Poppins» y también había realizado con mucho éxito el musical «My Fair Lady».

 

 

SIGNIFICADO DE LOS PERSONAJES

 

         Personajes:       Representan:
              MARÍA   Estudiante Espiritual
             MADRE ABADESA   Instructora Espiritual
    CAPITÁN VON TRAPP         Cuerpo mental inferior   
    LA MÚSICA   Enseñanza Espiritual
    LOS NIÑOS   Campo de trabajo
    BARONESA   Cuerpo emocional
    LOS NAZIS   Fuerza siniestra             

 

 

MARÍA: Representa al estudiante espiri-tual. Tiene las características de todo verdadero discípulo. Es alegre y bonda-dosa, desea ayudar, ama la Naturaleza y sabe cantar; esto último símbolo de su capacidad para transmitir la enseñanza Espiritual por medio de la voz, que es el más elevado instrumento musical que existe. Desde una óptica inmanente, María representa el Deseo del Corazón, que es el pensamiento y el sentimiento madurados a través del tiempo. María desea con ilusión la Vida Espiritual de clausura pero es sabiamente guiada por la Madre Abadesa para cumplir su Plan Divino, el camino de Servicio a los demás en el mundo.

 

MADRE ABADESA: Es la instructora espiritual de María. De gran energía y madura en la Vida, dirige a un grupo de novicias y postulantas a la Vida Espi-ritual. Tiene una voz más potente que la de María, lo que significa que es capaz de elevarse más y mirar las cosas desde un ángulo superior, como lo demuestra en la canción «Climb ev'ry Mountain». Es equilibrada, justa y sabia. Respeta y pide opinión a sus hijas espirituales para decidir con un mejor criterio. Es la verdadera guía de María. Está en verdadera conexión con lo Superior, ya que en un momento le dice a María: “Elevaré mis ojos a las montañas de donde viene mi ayuda”.

 

CAPITÁN GEORG VON TRAPP: Representa a la mente o cuerpo mental inferior, o sea, los pensamientos fríos y calcula-dores que deben ser temperados con el sentimiento de María. El capitán sufrirá una transformación gracias al agente catalizador que porta María en su garganta: la Música.

LA MÚSICA: en sí es una entidad, un Ser. Todo verdadero músico sabe que tiene vida propia y que él es sólo un canal de Ella. Los antiguos griegos la representaban como una de las hijas de Zeus, su dios central. O sea, que la Música viene directamente de la Divinidad. En esta obra, que realmente se llama «El Sonido de la Música (The Sound of Music)», la Música es un agente catalizador, es pura Energía Divina Transmutadota que es capaz de dominar las fieras de la mente fría y calculadora del capitán von Trapp, y de que los niños cambien su manera de ser y se vuelvan más alegres y mejores personas. Incluso son capaces de huir al final gracias al festival de música. Ya lo decía Beethoven: “La música constituye una revelación más alta que ninguna filosofía”. Aquí representa también la Enseñanza Espiritual.


 

LOS NIÑOS: Son los estu-diantes a cargo de María y a los cuales debe educar. Son siete porque este número representa un ciclo comple-to; es el número perfecto. De alguna manera, los niños también representan el campo de trabajo de María y una prueba para ella. Lo primero que hace, después de ganar su confianza, es enseñarles la Música, y a partir de ahí les enseña a cantar y a conducirse como mejores personas. Es muy parecido a lo que hace “Mary Poppins” con los dos niños a su cargo en la famosa historia de la sra. P. L. Travers y que más tarde Walt Disney llevaría al cine.

 

BARONESA: representa el cuerpo emocional o las emociones arcaicas y que no son las más adecuadas. Intenta “casarse” con el capitán (la mente), pero no está en armonía y no daría frutos esta unión porque ella prefiere no tener hijos. María, con su elevado estado de concien-cia, le sustituirá y será capaz de cuidar de los niños porque les ama verdaderamente y no como la baronesa que no es capaz de hacerlo, aunque lo intente.

 

LOS NAZIS: representan la fuerza siniestra que intentará separarles y manipularles para sus fines egoístas. El capitán no comulga con esta energía retrógrada y sale con buen pié al poder escapar de su influencia, gracias a la Madre Abadesa y a la Música. 

 

EPISODIOS DESTACADOS Y

ENSEÑANZAS ESPIRITUALES

 

La vida en la Abadía: 

María aparece en la primera escena cantando y bailando sobre las verdes colinas de Aus-tria, ajena a los horarios y compromisos, total-mente despreocupada y viviendo en el aquí y en el ahora. La Madre Aba-desa pregunta a sus compañeras qué opinión tienen de María y ellas van narrando una serie de cualidades que no tienen desperdicio. De lo que dicen se puede desprender que María es bondadosa, desea ayudar, ama la Naturaleza, sabe cantar, hace reír, es buena educadora, piensa siempre en cosas alegres, aunque habla de más y “va a misa bailando un vals”. O sea, una criatura encantadora.


   La Madre Abadesa, consciente de la gran energía de María, le asigna una prueba para determinar si quiere una Vida Espiritual dentro de los muros del convento o quizás mejor por fuera. Le pide que ayude al capitán von Trapp para educar a sus hijos como si fuera una institutriz. Ella acepta a duras penas y viaja hasta la casa de los von Trapp. María dice: “Cuando el Señor cierra una puerta en otro sitio abre una ventana”.

- Desde que llega, María ya está cambiando las normas y reglas excesivamente disciplinarias del capitán, quien trata a los niños como si fueran soldados y en vez de llamarles por sus respectivos nombres usa para llamarles un silbato. Esto es lo primero que cambia María y lo hace a fuerza de pura voluntad y valor al enfrentarse directamente con el capitán. Poco a poco se va ganando la confianzade los niños a quienes enseña Música, canto y baile. El carácter de todos los niños se dulcifica y ennoblece. María logra transformarlos y mejorarlos sin rígidas reglas, sólo a base de Amor y Confianza; es una verdadera educadora.

 

   Lo mismo pasa con el capitán, se enamora de María por la Música y todas sus barreras son derribadas cuando escucha por primera vez a sus hijos cantar. María y el capitán terminan casándose y esto es símbolo de la sabia y armoniosa unión de la mente y el sentimiento. Vista de cierta manera inmanente y simbólica, al igual que pasa con las grandes historias como "El Bhagavad Gita", todos los personajes de la trama son aspectos psicológicos de nuestro héroe, como diría Joseph Campbell, o en este caso heroína. Esta unión entre María y el capitán simboliza la unificación de pensamiento (el principio masculino) y sentimiento (el principio femenino) necesaria para la Iniciación. La boda es todo un proceso iniciático, por eso se realiza en un ambiente santo como el de la abadía.

 

Sube cada montaña: Con la adhesión de Austria a Alemania, el régimen cambia y el capitán recibe presiones para hacerse afín a ese pensamiento retrógrado y siniestro. Él lo rechaza y se opone con todo su ser. Después de una interpretación en un festival de música austriaco la familia von Trapp, con la ayuda de la Madre Abadesa, puede escapar a Suiza (aunque en la historia real se van a Italia, luego a Inglaterra y de ahí a los Estados Unidos de gira). Metafísicamente una montaña es símbolo de la elevación en conciencia necesaria para restablecer nuevamente el contacto con un estado como el del Edén, donde comulgábamos directa-mente con la Presencia Divina. Muchas de las grandes religiones y movimientos espirituales han sido fraguados en una montaña; por ejemplo, Abraham en el Monte Morya, Moisés en el Monte Horeb, Mahoma en el Monte Hira, Guy Ballard en el Monte Shasta y un largo etcétera.

   La letra de la canción «Climb ev´ry Mountain (Sube cada montaña)», cantada por la Madre Abadesa y que suena en dos ocasiones a lo largo del film, no tiene desperdicio. Además, la tradición espiritual afirma que esta pieza es la Llave Tonal del Ser llamado Señora Metafísica. Aquí copiamos la letra:

 

 «Sube cada montaña,

    busca alto y bajo,

    sigue cada paso,

    cada camino que conozcas.

    Sube cada montaña,

    badea cada corriente,

    sigue cada arco iris

    hasta encontrar tu sueño.

    Un sueño que necesitará

                                             todo el amor que puedas dar

                                             cada día de tu vida

                                             por el tiempo que vivas.

                                             Sube cada montaña,

                                             badea cada corriente

                                             sigue cada arco iris

                                             hasta encontrar tu sueño.»

 

"Climb ev'ry mountain", Llave Tonal de la Señora Metafísica


Extracto del libro:

"Los Cuentos de Hadas en el Cine", de Juan Carlos García)