TRANSLATOR

Select language


"Los Productores"

(Susan Stroman, 2005)

 

SENTIDO GENERAL

 

   Esta película es una divertida parodia de la vida, vista ésta como una enorme función teatral a través de la cual el estudiante espiritual encuentra la opor-tunidad de superar sus limitaciones y miedos con la ayuda de un gran productor (el instructor que aporta los medios y maneras para que el estudiante juegue su papel en la película de la vida), del director de la obra —el Maestro que dirige el Plan de Estudios—, y de la confianza y amor de una gran mujer —el Cristo Interno, que siempre acompaña, guía y apoya al estudiante. El objetivo de la obra no es el éxito de ella misma porque la función es sólo el medio de otros logros superiores, el cumplimiento de los sueños de superación del estudiante, sus anhelos espirituales. Así, en el teatro de la vida el éxito que buscamos es “el fracaso de la personalidad”, para que los deseos de ésta no primen. Sin embargo, el resultado de ello será el éxito completo porque a la larga sólo hay un final posible, el cumplimiento del Plan Divino, y ello implica la Perfección en todos los planos. Finalmente todo fue un gran éxito por el estudiante superó sus miedos, y se convirtió en quien quería ser, cumplió con su Plan Divino.

 

BANDA SONORA: (Pulsar play)    The Producers

  When You Got It, Flaunt It

  Mel Brooks 

 


   

SIGNIFICADO DE LOS PERSONAJES

 

          Personaje       Significado    
   LEOPOLD BLOOM  Discípulo espiritual 
   SR. MARKS  Conciencia de la masa 
   MAX BIALYSTOCK    Instructor espiritual
   ULLA  Cristo Interno
   ROGER DEBACLE  Maestro Ascendido
   FRANZ LIEBKIND  Naturaleza inferior
   GRUPO DE ROGER  Discípulos avanzados e Iniciados  
   CARMEN (citas)  Mensajero (Hermes)
   VIEJECITAS  Sustancia o Energía Universal
   JURADO  Junta Kármica
   PRESOS  Humanidad
   BROADWAY  Mundo de la forma o Maya
   RÍO DE JANEIRO  Plano de Conciencia Superior
   GORRO DEL PRODUCTOR   Estrella de la Iniciación
   MANTITA DE LEO  Ideas antiguas establecidas
   PALOMAS  Pensamientos elevados presos
     

 

LEOPOLD BLOOM: representa al dis-cípulo espiritual. Su nombre es muy simbólico: Leo (como en los traba-jos de Hércules, el comienzo en el Sendero espiritual conscientemen-te) y Bloom que significa flor o florecer (como diría el Maestro El Tibetano, era un “capullo”). O sea que al estar preparado apareció el instructor que iba a ayudarle, el señor Bialystock, pero fue Leo el que lo encontró pues el discípulo es el que debe hacer el esfuerzo. Se presenta en casa del instructor para pedirle trabajo, momento en el que entra al Sendero, le dice que puede ganar más dinero con un fracaso que con un éxito. Siempre obten-dremos más “beneficios” si fraca-samos en el mundo de la forma para ir ganando en el mundo Divino (hacer tesoros en el cielo). Pero cuando el sr. Bialystock le propone trabajar juntos (le ofrece ideas nuevas, ser productor de Broadway) Leo se pone histérico por lo que se agarra a su MANTITA AZUL (los conceptos antiguos o lo establecido, que dan seguridad cuando sentimos miedo) para no sentirse amenazado. El sr. Bialystock le dice que sólo le hace falta un poco de valor y podrá extender sus alas y volar como una mariposa, pero como pasa a veces el discípulo ante el temor decide volver a lo que ya conoce, a su vida “normal”, renun­ciando a volar, es cuando Leo regresa a su trabajo.

 

   Leo trabaja en una oficina donde todos eran como fotocopias (Matrix) simbolizando el mundo de ilusión, la conciencia de la masa. Además trabajaban bajo la presión del miedo, les llamaban PC (pobre contable). Pero ya se había producido un cambio en su interior, ya nada iba a ser igual. Leo comienza a tener aspiraciones, quiere ser productor de Hollywood pero para ello primero tiene que producir una obra en Broadway. Ya está “despierto” y dice: “que se detenga el mundo yo me quiero subir” (decreto). Además desea elegantes indumentarias y su nombre en luminarias (cuerpos puros y una mente iluminada).


 

   Quiere ponerse el SOMBRERO DE PRODUCTOR (símbolo del Iniciado) pero Max no le deja. El discípulo siempre suele preci-pitarse en estas cosas porque una cosa es donde creemos estar y otra muy distinta donde estamos realmente, sólo el instructor o Maestro sabe en que lugar nos encontramos.

 

   Comienza así el periodo de pruebas para Leo Bloom, donde se encuentra con su naturaleza Superior (Ulla) y también con la inferior (Franz).

 

   Tiene que leerse la obra, es el periodo en el que adquiere conocimientos, momentos de duda cuando al no encontrar el papel adecuado quiere abandonar y la prueba final, la represen-tación. La obra se llamaba "Una primavera para Hitler", lo cual es muy simbólico porque primavera es la Resurrección y Hitler es lo negativo queriendo decir que debía transmutar lo inferior en Superior o Divino.

 

   Al final el discípulo (Leo) alcanza la Conciencia Crística pues se une a Ulla y se va con ella a Río (planos Superiores), regresando después con total Maestría para ayudar a su Instructor. Después de este acto de sacrificio él puede ponerse el sombrero de productor y junto al instructor continuar con su labor, seguir “produciendo obras”para los demás.

 

SR. MARKS: es el jefe de Bloom en la empresa. Es la perso-nificación del dios Mammón, es decir, de la persecución de los fines mundamos. Él se encarga de que el individuo no piense que puede avanzar, humillán-dolo, tratándolo como a un niño, despreciándolo y “recor-dándole” que es no es nadie sino tan sólo un pobre contable. Su efecto sobre la vida del individuo es que "se quema”, se consume, por eso se sienten infelices. De hecho cuando Leo Bloom comienza a sentir que puede ir en busca de la realización de sus sueños, al Sr. Marks no le gusta porque sabe que va a dejar de tener dominio sobre él. Por eso el “olor de la autoestima” le resulta un repugnante y mísero hedor. También representa la conciencia de la masa.

 

MAX BIALYSTOCK: representa al instructor espiritual, el cual tiene una vida un poco desordenada, símbolo de que las personas sabias no están pendientes de las cosas materiales. Totalmente desapegado de las cosas del mundo porque a pesar de tener la provisión Divina (viejecitas) tenía la apariencia de pobre, ¡hasta su cinto era de papel!

 

   Es un productor de obras teatrales, es decir, es alguien que pone de su energía para que algo se lleve a cabo. Los instructores comprometen su energía para que los discípulos lleven adelante su “obra” que también sería la de Él. Cuando Leo al principio no quería colaborar con él, éste le decía: “con tu empeño y mi ingenio lo conseguiremos”, o sea con la voluntad del discípulo y la sabiduría del instructor que sólo puede generar éxito seguro.

 

   Entonces lleva a Leo hasta la fuente para pedir (hacer el llamado o el decreto) que se realice la obra. Era como pedirle a la Fuente Divina que todo lo suministra. El discípulo no quiere seguir con el Plan (tiene miedos) y se marcha. Cuando regre-sa para aceptar el trabajo encuentra que el instructor (Max) sigue en la fuente, símbolo de que ellos perma-necen “conectados”. La Fuente era como un punto en común entre los dos.

 

   El papel de instructor está claro cuando hace leer a Leo y le da el papel que debe interpretar (su Plan Divino). Él sabe donde vive Roger Debacle (el Maestro) y va en su busca para que la obra se lleve a cabo.

 

   También le dice a Leo que nunca invierta su propio dinero en la obra, porque el discípulo no debe emplear su propia energía, debe pedir ayuda porque desde la Divinidad llega todo y con sus propias fuerzas jamás logrará nada.

 

   La noche del estreno de la obra, todos tienen miedo a decir “buena suerte” menos él, incluso pasa por debajo de una escalera y por delante de un gato negro. El instructor es el que rompe con todas las supersticiones y falsas creencias.

 

   Max es encarcelado y juzgado, por unas personas que hacían de jurado, porque Leo no hace bien las cosas. El instructor espiritual debe responder por las acciones del discípulo ante el Tribunal Kármico además de hacerse cargo del karma del discí-pulo.

 

   Como todo buen instructor no pierde las oportunidades pues en la cárcel aprovecha para instruir a los presos.

 

ULLA: representa al Cristo Interno. Tiene muchos nombres porque el Cristo está en todos los seres. Aparece en casa del Instructor (Max) porque nuestro Cristo Interno y nuestro instructor siempre trabajan codo con codo. Además llega en el preciso momento en que Leo ya ha aceptado ser productor, o sea ya ha despertado espiritualmente.

 

Es una chica guapísima, porque la Divinidad es perfecta y la Belleza es una cualidad Divina. Viene desde el extranjero, desde otro plano de conciencia (plano Mental Superior). Y su idioma casi no se le entiende porque el lenguaje del Amor es muy poco entendido.

 

   Ulla baila y canta, todo lo hace perfecto. Como el Cristo canta para inspirarnos, Ella dice en su canción algo como que si tienes algo que dar, suéltate la melena, no seas egoísta, regálalo ¡Ya! La chica vive el presente, todo lo hace en el ahora.

 

   Se queda para ayudar a Max y a Leo porque siempre hay un lugar en la obra para la novia del productor. En nuestra obra particular, nuestra vida, el Cristo Interno siempre tiene su papel que es además el principal, como se vio después en la película.

 

   Y todo cambia con su llegada, lo pinta todo de blanco que es símbolo de Pureza. Enamora por completo a Leo que no puede quitar la vista de su faz. Es el rostro de Divinidad el cual una vez visto tal cual es nos deja fascinados.

 

   Anda todo el tiempo por las “alturas”: encima de las mesas, de las escaleras… sin ningún miedo y con mucha destreza. Eso lo domina pues es su estado natural, un nivel de conciencia más alto, como el Cristo. También es más alta que Leo, pues la estatura espiritual del Cristo siempre será mayor que la del discípulo.

 

   En una escena aparece bailando con Leo, su vestido de color azul (como Krishna) se hace cada vez más largo, como símbolo de la voluntad del discípulo que aumenta a medida que se “conecta con lo Divino”, con Ulla.

 

   Al final en la obra, ella entra en escena vestida de águila (símbolo del Espíritu) y en el centro de un círculo; le recuerda a Leo que es a través del Cristo que se llega a La Presencia. En otra escena está presa, con el traje de rayas y la bola en los pies (presa por amor) pero el acto de sacrifico que hace Leo por su instructor, la libera.

 

   Ulla desaparece al final porque cuando hemos alcanzado la conciencia Crística, ya hemos tomado el trono, el Ángel Solar se tiene que ir ya a cumplido con su misión, quizás por eso cuando termina la peli ella no aparece en escena.

 

ROGER DEBACLE: simboliza al Maestro Ascendido, un papel un poco controvertido, ilógico para la gran mayoría porque siendo un hombre aparece vestido de mujer. No tiene el sexo definido igual que los Maestros, porque está equilibrado. Hasta su nom-bre significa “caos” cosa muy propia de un Maestro pues cuando llega a la vida del dis-cípulo, ésta se remueve, como dijo el Maestro Jesús “Yo no he venido para traer la Paz, he venido a traer la discordia…” o algo parecido. Con Él trabaja mucha gente, todas muy variopintas simbolizando las distintas razas de la humanidad porque en los reinos Superiores no existen diferencias raciales. Todos tienen algo en común, son afeminados o gays y la única chica es muy masculina queriendo simbolizar que son seres equilibrados que tienen desarrollados su lado masculino y femenino. Son discí-pulos que viven en el aura del Maestro.

 

   Se rodea de cosas hermosas; su casa, decorada de forma refinada con colores suaves y con muchas flores, es como el equivalente al reino Maestro Ascendido.

 

   Cuando aceptó dirigir la obra fue porque le dio un “ataque de lucidez” y además Max Bialystock se lo pidió, le dijo que Él era el único que podía hacerlo. El ataque de lucidez quiere decir que Él vio claro o visualizó que el Plan iba a ser un éxito. Lo Maestros nunca invierten Su energía en vano, si no va a ser aprovechada.

 

   Cuando se estaba ensayando la obra era el único que ponía un poco de orden. Es que en realidad aunque parezca lo contrario el Maestro siempre pone orden en la vida del discípulo. Roger Debacle además de dirigir, también actúa en la obra y su papel es el de transmutar lo inferior (Hitler) por lo que Él mismo era (lo Divino). 

CARMEN-CITASSS: representa una especie de mensajero como lo hi-ciera Hermes en la mitología griega. Es el que está antes del Maestro (Roger), o sea es el discípulo más cercano, el más avanzado. Al igual que el grupo es gay o afeminado; esa impresión que dan los hombres cuando se vuelven sensibles. Se encarga de dar las citas y de recibir a Leo y a Max; va con Roger a todos los lados como una especie de consejero también. En realidad tanto él como sus compañeros son “especiales” porque cuando se ama al Maestro y se hacen las obras en Su nombre, acaban pareciéndose hasta físicamente, son como una copia de Él.

 

FRANZ LIEBKIND: representa la natu-raleza inferior del discípulo. Se alimenta de los ideales de Hitler (fuerza siniestra). Ni siquiera las ideas son propias tan sólo son copiadas, como la humanidad en general que se mueve por las ideas de otros; los padres, los profesores, los amigos, etc… Es la personalidad en su etapa más bruta, más primitiva que sólo imita y casi no sabe hablar bien, todo instinto. Por esta razón tiene a las palomas enjauladas y a sus órdenes, cuando permitimos que gobierne la personalidad ésta encarcela todo lo elevado en nosotros, los pensa-mientos elevados (PALOMAS).

 

   Es el que escribió la obra “Una primavera para Hitler”; una obra (Plan Divino) que era perfecta pero que en sus manos era muy negativa. Nuestro Plan Divino es perfecto hasta que dejamos que intervenga la personalidad. Leo y Max pactan con él para poder producir la obra porque para llevar adelante nuestro plan debemos contar con nuestra naturaleza inferior. Parece que por un momento se ponen del lado de lo negativo pero es que con lo inferior no se puede luchar, Max usaba la supramoral para un bien mayor. Y es que a lo inferior es muy fácil persuadirlo con dinero, es decir, lo material que es lo único que le atrae a la personalidad.


   A medida que se va desarrollando la obra (Plan) la naturaleza inferior va perdiendo poder, hecho que se ve cuando Franz termina partiéndose las dos piernas; ya el mal no podía seguir “caminando”, no se le mató sólo se le inutilizó.

 

VIEJECITAS: representan la sustancia Universal, el suministro divino. Ellas son las “¡tócame, achúchame!”, es decir, “¡úsame, estoy a tu dispo-sición!”. Así es la energía divina depende de nosotros como la usemos. Algunas decían que eran alcohólicas esto representa la energía mal calificada. A ellas acudió Max cuando necesitó dinero para la obra.


 

 

PRESOS: representan a la masa de la humanidad que permanece encerrada por sus propias creaciones. Cuando Max fue encarce-lado, los que tuvieron ojos para ver y oídos para escuchar aprovecharon y recibieron enseñanza de él, o sea, entraron a formar parte del grupo espiritual.


 

EPISODIOS DESTACADOS 

 

   Ulla llega a la vida de Leo y de Max justo en el momento en que se inicia el experimento, la fun-ción: el Cristo Inter-no se manifiesta más activamente en la vi-da del estudiante es-piritual cuando éste vence el miedo a sa-lirse de la norma de la vida mundana y se decide a luchar por el logro de sus sueños, que simbolizan los anhelos espirituales. Sin embargo ya había sido invocada antes, justo cuando la idea surgió en la mente de Bloom, la idea que le llevaría a avanzar en su propio desarrollo. En aquel momento Max se asoma por la ventana y piropea a una bella chica que luego la propia Ulla revelaría ser ella, a quien este gesto le inspira una canción con la que precisamente se presenta ante ellos. Ulla canta “When you got it, flaunt it”, es decir “cuando lo tienes, presúmelo”, o sea, que muestres los dones alcanzados (los talentos). Ella representa el concepto inmaculado y su objetivo es expresar la perfección del ser divino y por eso invita a mostrarlo, es decir, a convertirte en un Cristo en la forma. Por cierto la música viene con ella, nadie sabe de dónde sale pero cuando ella baila se oye.

 

   Lo primero que hace Ulla es un proceso de purificación interior, representado por el hecho de que pintara todo el despacho de blanco inmaculado.

 

   La contratan primero como secre­taria-recepcionista; así el Cristo está siempre presto a ayudar al estudiante espiritual, que con este cargo mues­tra además la característica de la humildad, pues acepta esta tarea con gran entusiasmo a pesar de su belleza y de sus capacidades artísticas.

 

    Ella lanza bendiciones «Dios ben-diga a América», y Max a su vez bendice el país de origen de ella; así el instructor reconoce que la pre-sen­cia de Ulla en la vida de él y de Leo es algo que necesitan e incluso, dice, que merecen.

 

Ulla está enamorada de Leo, y cuando se quedan solos se lo dice. Bloom no se cree merecedor de ella y por eso no se atreve, así que es ella la que se lo revela. Luego se unen en un encantador baile en el que el traje de ella se va transfor-mando. Es un momento de conexión y unidad interior con el Cristo.

 

   En ningún momento Ulla se manifiesta triste o desanimada. Siempre está contenta, entusiasta, feliz, casi parece tonta, pero sin embargo en reali­dad se da cuenta de todo, como cuanto Max le dice que no sabe lo que ha tenido que hacer para conseguir los fondo y ella le dice desde lo alto de una escalera (o sea, un plano más alto de conciencia) «Ulla sabe; ha tenido que hacer achucha-achucha a todas las viejecitas de New York.», dejando sor­pren­­dido a Max. También es generosa y atenta: cuando todos están nervio­sos por el estreno ella manifiesta estar atenta a todo y también miseri­cor­de cuando ayuda a una viejecita que pide a la puerta del teatro. 

 

   Leo es un “simple” contable, reprimido, lleno de miedos, histérico y aburrido. Es infantil y se agarra a lo que pueda para no desfallecer: la mantita juega este papel, es un fetiche que aporta falsa seguridad apoyándose en el pasado. Pero sin embargo desde que era pequeño tiene un sueño secreto, quiere ser productor de Broadway. Tiene un billete de un musical de Max Bialystock que vio cuando Leo era pequeño y Max triunfaba. Aquél fue el primer contacto con su futuro instructor y guardar el billete equivale a sostener inconscientemente el decreto para que se manifieste en su vida la oportunidad de lograr el sueño que aquél día el propio futuro instructor sembró en su conciencia. (Un día alguien fue a su conferencia y años después pasó a ser su discípulo)

 

   Leo trabaja en una oficina en la que todos actúan mecanizadamente, como autómatas. Esto es la vida de aquellos que no están espiritualmente despiertos y que por tanto actúan según lo establecido, sin preguntarse ni aspirar a nada mejor. Sin embargo no son felices y al tiempo que se afanan, cantan “soy infeliz”.

   Leo recibe una idea: es un impulso divino. Des-cubre que en las debidas circunstancias se podría ganar más con un fra-caso que con un éxito. Bloom descubre así que a menudo aprendemos más de los errores, de los fracasos que de los éxitos, y que por lo tanto no tiene por qué temer arriesgarse porque tanto el éxito como el fracaso a la larga le producirán ganancias espirituales. Esto también significa que a menudo lo que para el hombre común sería un fracaso, para el estudiante supone un gran logro. Sin embargo, el miedo en Leo aún es muy poderoso y rechaza la idea. Bloom recibe la idea pero no la realiza, es el instructor el que la pone en marcha porque se da cuenta de lo grande que es y le quiere convencer de que la lleven a cabo. Pero Bloom no cree que pueda. Dice «se ha equivocado conmigo; me ha tomado por una persona con agallas», y sale huyendo. Sin embargo Max ha conseguido moverle en alguna medida porque cuando Leo vuelve a su propio mundo (la oficina), ya no es el mismo y comienza a imaginar la realización de sus sueños con tanta viveza, y afirma “quiero ser productor” con tanto entusiasmo, que finalmente se decide. Renuncia a su vida tal y como hasta ahora la había vivido y se arriesga a “vivir su propia vida”, con la ayuda de Max.

 

   Lo primero que le dice a Max al volver es que cuando le había dicho que tenía miedo de acabar en la cárcel, no se daba cuenta de que ya estaba en la cárcel; y que se había pasado la vida contando el dinero de otras personas a pesar de que es más listo que todos ellos; y termina pidiendo su ración. Él discípulo se da cuenta de que vivía limitado por sus propias creencias según lo que los demás le habían dicho o enseñado, a pesar de que en realidad tenía un gran potencial para liberarse y ser feliz.

 

   Cuando Leo está ya preparado para el siguiente paso y aparece Ulla, el Cristo Interno, de quien se enamora. Esta relación es fundamental en los cambios que se producen en la personalidad y vida de Leo. Ella le da autoestima, valor, alegría y confianza, e incluso por unos momentos llega a olvidarse de su fetiche, la mantita azul. Bloom le canta “That Face”, “Esa cara”. A menudo cuando el estudiante por fin conoce el rostro de su Cristo (o del de su Maestro) recuerda haberlo ya visto en el rostro de muchos a lo largo de su vida. 

   Max es un productor de Broadway que en otros tiempos fue considerado el rey de los musicales. Quizás ahora Max ya no es tan famoso porque ya no se ocupa de sus propios inte-reses. Él vive la vida de otros, como a menudo le pasa a los instructores que viven enfocados en la vida de sus discípulos. El propio Max lo canta cuando estando en la cárcel comienza a recordar su vida y se da cuenta de que en realidad no era la suya.  

 

   Cuando Max aparece en la vida de Bloom comienza a moverlo, a incomodarlo, le produce incluso un ata­que de histeria, porque Max le dice “podemos lograrlo”, pero Bloom cree que no y se aterra. Max le insiste y le insiste, como el instructor espiritual cuya labor es impulsar al estudiante, motivarlo, presionarlo incluso, para que sea capaz de creer en sí mismo y en sus posibilidades, aunque le resulte a veces pesado y tedioso porque debe lidiar con la naturaleza humana, como cuando dice «todos me tocan a mí; cómo conseguirán encontrarme.»

 

   Max le cuestiona «¿No quieres convertirte en mariposa, no quieres desplegar las alas?» O sea, no quieres transmutar todo lo negativo de tu personalidad y revelarte como el ser divino que eres. Incluso, como también ha­c­en los instructores, emplea lo que más a mano tiene para convencerle: está frente a una fuente y le suelta «eres una fuente a punto de explotar y llegar hasta el cielo».

 

   Y Finalmente Max le revela «Dentro de ti hay más que lo hay dentro de ti», porque le explica que en su Yo Superior hay maravillosas capacidades que aún no están en él porque no cree en ellas.

 

   Pero Max cuenta con la ayuda divina: cuando Bloom sale huyendo se queda rezando y rezando, todo el tiempo hasta que Bloom se convence y vuelve, y se encuentra a Max rezando en el mismo punto. Max lo reco­noce y le dice a Dios «pero caray, ¡qué bueno eres!»

 

   Max es quien contrata a Ulla. Leo la habría dejado ir porque está tan centrado en sí mismo que no se da cuenta de la oportunidad que llega con ella. Max le reprocha a Leo «tengo que explicártelo todo: siempre hay un papel en la función para la novia del productor.» Es decir mientras representamos nuestro papel en la vida siempre debe estar presente la Conciencia Crística.


   Max es un embaucador, engatusa a las viejecitas para sus propósitos. Los instructores a menudo son así: tienen que engatusar, que convencer, a veces con la oratoria y otras con el amor. Por eso a menudo el instructor es representado como el ladrón, el pirata o el estafador, porque debe “camelar” al yo inferior para que colabore con el plan de Yo Superior. 

 

   Aparentemente el protagonista de la obra va a ser represen-tado por el “malo”, Franz Liebkind, pero “causal­mente” se rompe una pierna (además lo habían decretado) y le sustituye Roger Debacle. Esto significa que aunque aparentemente el mal domina en el mundo, en el momento de la verdad aparece el Maestro y asume la dirección arreglándolo todo. Es curioso que la obra estaba produciendo el efecto buscado (que no gustase) justo hasta que apareció Roger. Pero en cuanto él sale a escena cantando “Heil a mí mismo”, se revela la verdad y es obvio para todos: no existe el mal, todo lo que aparenta maldad es sólo una parodia de la realidad. El Maestro deja claro lo obvio de forma paradójica.

 

   Leo y Max terminan en la cárcel pero allí continúan su labor montando un musical llamado “Presos del Amor”, muy adaptada a las circunstancias. El título es una alusión a la labor del Ángel Solar, pero también a la de los instructores y maestros que se mantienen atados a la condición humana de aquellos a quienes ayudan, por amor a ellos. Como a pesar de la situación aparen-temente mala siguen ayudando, el gobernador los indulta por «haber llevado mediante la canción y el baile alegría y risa a los corazones de todo asesino, violador y maníaco sexual de Sing Sing». Quién mejor para recibir ayuda que quien más lo necesita.


 

ENSEÑANZA ESPIRITUAL

 

   Lo que a los ojos mundanos es un fracaso puede ser un gran éxito interno. Si arriesgamos a pesar del miedo, éste será susti-tuido, transmutados por el logro del autodominio. 

 

(Comentado por Mª Jesús Pérez y Fela Galván)