TRANSLATOR

Select language


"August Rush"

(Kirsten Sheridan, 2007)

 SENTIDO GENERAL

 

   Esta película narra el proceso a través del cual el Cristo en formación, restaura la armonía y la unidad en la vida del discípulo, y de cómo todo está unido por una energía, una música, que lo llena todo y que sostiene toda la vida. 

   

Esta película está diseñada para marcar claramente quién es "El Cristo Interno", qué es lo que Él hace, cuál es su función de Puente y mediador entre el ser humano y el Ser Divino. El número tres se repite continuamente durante toda la película, tres son los protagonistas claves todo el tiempo, Lyla, August, Louis; el brujo, el niño de color y August; el cura, la niña de color y August, etc., la película tiene un marcado y continuo carácter Crístico.

 

   August como "El Cristo Interno", nace “ignorado”. Hace el trabajo de unir la Presencia Divina que solo conoce Perfección, (de ahí que “ignore” la necesidad por debajo de Ella), con el ser humano, Louis, que a su vez tampoco sabe de la existencia del Eterno mediador, El Cristo Interno, simbolizado en August. Louis y Lyla viven cerca uno de otro, pero no logran reunirse de nuevo. Es August que conoce bien tanto a uno como a otra, cuáles son sus vicisitudes y vibraciones, quien establece el vínculo, ya que ha sido creado por ellos y por lo tanto forma parte de ellos, es por lo tanto él quien tiene en sus manos el obrar el milagro del reeencuentro. Para hacer esto se vale de los instrumentos musicales y de los tonos especiales que cada uno domina, logrando hacer “SONAR” a los dos al unísono, componiendo la partitura Perfecta, donde los dos, Lyla y Louis, se encuentran, vibracionalmente hablando.

 

   Es muy buena esta película, ya que no solo logra emocionar muy positivamente al que la ve, sino que muestra a la perfección el “Papel” de "El Cristo Interno" en la vida de todos y cada uno de los seres humanos.

 

BANDA SONORA: (Pulsar play)  

August Rush

August´s Rhapsody

Freddie Highmore y Mark Mancina


 SIGNIFICADO DE LOS PERSONAJES 

     Personaje        Significado
           EVAN (AUGUST RUSH)     El Cristo Interno  
          LYLA  Discípulo: aspecto emocional  
   LOUIS  Discípulo: aspecto mental
   EL BRUJO  Instructor caído
   RICHARD JEFFRIES  Instructor espiritual
   THOMAS  Fuerza siniestra
   ORFANATO  Ilusión del mundo, Maya
   MÚSICA  Espíritu, Energía Divina
     

EVAN (AUGUST RUSH): representa el Cristo In-terno. Puede escuchar la música de las esferas, es decir, puede escuchar la voz de Dios en todo lo que le rodea porque es el aspecto del discípulo que está más en comu-nión con lo divino. No necesita aprender músi-ca porque ya la lleva dentro de sí mismo, o sea, porque nunca se ha desconectado de la Vida Divina. Es el "Niño de las Mara­villas", porque a la vez que se va desarrollando es también el salva­dor de la personalidad. Es quien la reúne y la alinea en un nivel superior de conciencia. Aparen­te­mente es huérfano porque significa el tiempo en el que no hemos sido cons­cientes de que nuestra naturaleza espiritual es como un niño divino al que hay que cuidar. El Cristo Interno toma muchos nombres simbolizando que está en todo. "August" significa "el que ha sido venerado, respetado"; y "Rush" significa movimiento, vibración, prisa, o sea, indica la inminencia del momento del nacimiento del Cristo Interno. 

LYLA: Representa el aspecto emocional o femenino del discípulo espiritual. También conoce la música, es decir, la energía espiritual, pero a un nivel inferior. Ella sí ha tenido que aprender como expresar la música porque es una aspecto de la per-sonalidad. Una vez que ha nacido su naturaleza espiri-tual, engañada por la ignorancia, la pierde en apariencia, comenzando un período de crisis, de búsqueda. Su nombre es "Lirio", que indica que está pura para el "nacimiento" del Niño Cristo.

 

LOUIS: Representa al discípulo espiritual o también el aspecto mental del discípulo espiritual. Su nombre signfica "guerrero, luchador" y también "interesado por todo lo que le rodea". Al igual que Lyla, es también cons­ciente de la música, o sea, del Espíritu, pero no está en con-tacto con su Cristo (Evan), y por eso está desilusionado del mundo y frustrado, y viviendo también un período de crisis. También él expresa la música pero “encorse­tada” o limitada por las formas humanas (leyes musicales).

 

WIZARD WALLACE (El Brujo): Instructor caído o ex-instructor espiritual. Su nombre significa guía o mago. Tiene la ense-ñanza y conoce la música, el Espíritu (de hecho Evan fue gestado con su música), pero ahora sus intereses son egoís-tas y se aprovecha de sus dis-cípulos para beneficio pro­pio, por eso ha perdido su capacidad para expresar la música, o sea, la conoce pero ya no la realiza, y se aprovecha de aquellos que sí la expresan.

 

RICHARD JEFFRIES: simboliza al instructor espiritual. Él les pone en contacto.

 

THOMAS (padre de Lyla): Fuerza siniestra, "Maya" (ilusión). Con-sigue aparentemente separar por un tiempo a Lyla de Louis. También representa la concien-cia mundana.

 

ORFANATO Y HUÉRFANOS: simboliza el mundo de ilusión (Maya). 

LA MÚSICA: Energía Divina en acción. Vibración, energía calificada. Todo es música, todo vibra, todo posee tonos. La música es el arte en su máxima expresión, sin gestos, sin imágenes. La música es nexo de unión entre lo humano y lo Divino, es el gran puente tejido de notas. La música forma parte de todo ser en todo momento, ya que somos Luz, por lo tanto color, es decir vibración, por lo tanto música, es nuestro quehacer aprender a interpretarla bien, crear con ella Perfección. La música es el lenguaje universal, común a todos los seres. Todos de una u otra forma estamos aprendiendo a expresar de manera perfecta la nota particular que yace vibrante en cada uno de nosotros. Es simbólica también de la Presencia Yo Soy, del Espíritu y del Amor Divino. 

 

ORQUESTA DIRIGIDA POR AUGUST: Primer tipo de gru-po espiritual, de nivel ele-vado, quizás el Ashram de un Maestro Ascendido, don-de El Cristo de cada uno lleva la batuta (control, di-rección, mando, guía), para hacer sonar así de manera perfecta el instrumento que cada uno somos, y sacar el Tono Divino que cada uno debemos expresar y aportar a la maravillosa orquesta del Universo manifiesto, la música de las esferas, el canto de la Creación.

GRUPO MUSICAL DE LOUIS: Segundo tipo de grupo espiri-tual donde se ejercita, se ex-presa y aprende a crear Louis. Es un lugar consciente de estu-dio espiritual. El Alma de Louis ha crecido y necesita agruparse para aprender a expresar de forma Armónica sus propias creaciones músicales (calificación de la energía). Louis recrea aquí musicalmente su añorado encuentro con Lyla; comparte esto con su grupo y con todos los que le escuchan. Louis aquí ha salido de la masa, huyendo de los convencionalismos y buscando Libertad. 

 

GRUPO DE MÚSICOS CALLE-JEROS DIRIGIDOS POR EL BRUJO: Tercer tipo de grupo de estudio. Este grupo de niños es simbólico de almas jóvenes que todavía no son dueñas de su propia vida de manera consciente. Viven tocando en la calle, usando sus talentos de forma in-consciente y miserable, para ganancia del Brujo, que simboliza la personalidad egoísta, el mundo de maya y de ilusión, que mantiene embrujados a los que se someten a él; por medio de la ignorancia y el temor somete y utiliza a los que viven bajo su tutela. Este es el mundo de la forma, que por supuesto también es una escuela y un grupo de aprendizaje, el más básico de todos, y por el que todos hemos pasado. Como este mundo de ilusión, el Brujo también da una de cal y otra de arena, manteniendo así el engaño aprovechándose de los ilusos que creen en él, es un mundo pobre, de subsistencia.

 

 

EPISODIOS DESTACADOS

 

- Al comienzo de la película, Evan describe el fondo que sostendrá toda la narración, la Música, y en su descrip-ción pareciese que hablase de Dios: «está en todas par-tes, en el viento, en el aire, en la luz… nos rodea… sólo tienes que escuchar. Es el Sonido del Creador y de la Creación.» Más adelante el Brujo da más definiciones que lo confirma, cuando dice que: «la Música nos rodea, viene de todas partes, y es lo que nos recuerda que hay algo más que nosotros en este universo, una conexión armoniosa entre todos los seres que viven en la tierra con las estrellas.» También cuando dice «lo que hay ahí arriba (en el cielo), es una serie de sobretonos supremos arreglados por la naturaleza y sujetos a las leyes físicas que imperan en el universo; es una tonalidad, una energía, una longitud de onda, si no sabes cabalgarla jamás la oirás.»

 

- Evan escucha la Música porque está en contacto con la Divinidad. Al mismo tiempo también escucha el sonido de sus padres porque son aspectos de sí mismo que debe alinear e integrar consigo mismo para alcanzar la Transfiguración (Tercera Iniciación).

 

- Me gusta mucho el primer episodio. En éste se encuentran por primera vez Lyla y Louis (discípulo). Los dos hacen Mú-sica. Ella toca perfectamente su instrumento (el violonchelo). La armonía y la belleza surge de su actuación. Él, Louis, quiere apresarse por medio de la Música, lenguaje Divino, lo hace formando parte de un grupo musical, que a su nivel, lo hacen lo mejor posible. Louis ama la Música (control de la vibración, calificación de la energía), y este Amor le lleva al encuentro con Lyla. Este encuentro se produce en un estado elevado de conciencia, por encima del plano mental, ya que Louis y Lyla se encuentran en la punta de arriba del tejado del edificio (conciencia). Abajo, a pie de calle, está la personalidad, el mundo de la forma, el yo inferior; es el dominio del brujo que en ese momento pasa por allí tocando la armónica. Este momento es precioso, todos los elementos importantes están presentes, La Presencia, la aspiración elevada del discípulo, la personalidad. Es de cajón que aparezca en escena la gestación del elemento rey de la película, es decir El Cristo, el amor que ha nacido, crea “el vínculo” de unión para el encuentro definitivo. 

- También me gusta espe-cialmente el episodio del encuentro “casual” entre August y Louis en el par-que. La sincronía entre ellos es ya un hecho. Inter-cambian instrumentos y la Música sale fluida de ellos. La guitarra de Louis que toca August, está llena de estrellas de cinco puntas, símbolo de Iniciación. Ellos todavía no saben qué parentesco les une, pero la comunicación entre ellos es total, la Música les une, no necesitan ninguna otra cosa, ya que la intención de los dos es la misma, usar la Energía Divina para crear Perfección, porque no es casualidad que la Música pertenezca justo al Rayo de la Perfección y la Verdad, el Rayo Verde. En este momento los dos se convierten en uno ya que interpretan con la misma destreza, Alegría y Belleza.

 

- Es la decisión de Evan de ir en búsqueda de ellos, es decir, es la aspiración espiritual, lo que hace que todo comience a “confa-bular” para que se reencuentren los tres. Es decir, no es la voluntad humana la que puede poner en Orden Divino las cosas, sino la Voluntad Divina.

 

- Aunque el Brujo actúe por egoísmo, junto a él Evan comienza a controlar, expresar, la Música. Así, aunque el maestro espiritual sea inadecuado, Evan sí lo aprovecha porque él como discípulo sí tienes las cualidades necesarias. Por eso lo supera y pasa al siguiente nivel. «No es el instructor el que enseña sino el discí-pulo el que aprende.»

 

- Las distintas “coincidencias” que se observan durante la trama permiten al espectador analizar desde fuera cómo, cuando el objetivo es correcto y claro, todo va ordenándose y acercándose hasta alcanzar el logro victorioso. Son pequeños detalles que sólo son reconocibles cuando ya ha ocurrido todo, y por eso es importante no perder la fe en la búsqueda hasta el final. 

 

- Por supuesto el último episodio es genial. En este August (El Cristo Interno), dirige ya la orquesta. El conoce a su Madre, Lyla, y su forma de tocar, y usa esa forma de tocar para llamar su atención y atraerla al punto de unión. También está presente la forma espe-cial de tocar de Louis, algo que El Cristo conoce también muy bien. El Cristo Interno orquesta el encuentro y la unión de los tres, su razón de Ser, usando de manera magistral la Música, que es lo mejor de cada uno de ellos, dirigido para que la Unión Divina se produzca. Esta parte es apoteósica.

 

 

ENSEÑANZAS ESPIRITUALES

 

- Esta película está rebosante de Amor, nos cuenta otra vez la eterna historia de la vuelta a Casa, y lo hace con muchísima ternura. En este vuelta a casa se dan situaciones aparentemente duras, pero la película nos las muestra despojadas de cualquier tipo de dramatismo, más bien al contrario el entusiasmo es la constante, entusiasmo que nace de la certeza del triunfo de este sueño, es la seguridad absoluta de la conquista de la meta. La pureza, La inocencia y el amor, rodeadas de la más absoluta e incuestionable determinación y perseverancia, son el sello aquí de la estatura Crística, y también el salvoconducto que lleva derecho, sano y salvo, al encuentro con la Presencia Yo Soy en todos y cada uno de los seres humanos, llamados a Ser Divinos.

 

- Esta es una película Crística. Nos muestra a El Cristo como un Ser tan adorable, tan maravilloso y perfecto, y tan asequible a la vez, que consigue que salgamos del cine queriendo ser como August, tener su control, su voluntad de una sola dirección, su sabiduría para “tocar” y hacer sonar bien todos los instrumentos y situaciones en las que nos encontremos, y su amor incondi-cional que le lleva a unir a Lyla y Louis (discípulo).

 

- La Música procede del corazón. Cada vez que te pase algo malo, la Música será el sitio donde puedas refugiarte. La Música es un enigma, un misterio, por la forma que tiene de unir, de comu-nicar, sin palabras, sin imágenes.

 

- La Vida, la Luz, el Sonido, lo llena todo, lo sostiene y lo une, en una maravillosa sinfonía cós­mica, de la que formamos parte.

 

- Esa Vibración Espiritual siempre está “sonando” pero para poder escucharla es necesario parar y poner atención, eleván-donos en conciencia.

 

- No hay verdadera felicidad ni sentido de la vida si no se está en comunión con la Música que nos rodea (el Espíritu) y con Aquel que en nosotros puede escucharla y conectarnos (El Cristo).

 

- La mente y los sentimientos deben están unidos y en comunión con la Naturaleza Espiritual, guiados por ésta, para alcanzar la plenitud espiritual.

 

- Mientras dura el proceso espiritual es necesario perseverar y sostener la Fe hasta el logro final, porque no siempre somos conscientes de cómo todo se está poniendo en orden.

 

(Comentado por Charo Arroyo y Fela Galván)