______


TRANSLATOR

Select language


"El Primer Caballero"

(Jerry Zucker, 1995)

SENTIDO GENERAL

 

   Esta es la historia del estudiante que inconscientemente busca el sentido y la razón de vivir, viajando sin rumbo, a donde le lleve la “suerte”. Lanzarote de niño sobrevivió a un incendio donde perdió a toda su familia. Esto ha hecho de él un hombre osado, valiente, de gran corazón, sin apego a la vida que es capaz de arriesgar para salvar la de otros; vive el presente sin importarle si vive o muere. Él solo ama su libertad hasta que conoce a Lady Ginebra, la cual lo pone en contacto con el Rey Arturo de Camelot. Esto cambiará totalmente su vida y encontrará lo que, sin saber, buscaba ... el sentido de su vida.

 

   Una historia verdadera sobre el honor, el servicio y la valentía.

 

BANDA SONORA: (Pulsar play)

  First Knight

  Arthur's Fanfare

  Jerry Goldsmith

 


BANDA SONORA: (Pulsar play)

  First Knight

  Camelot

  Jerry Goldsmith

 


BANDA SONORA: (Pulsar play)

  First Knight

  Village Ruins

  Jerry Goldsmith

 


PERSONAJES Y SUS SIGNIFICADOS

        Personaje     Significado
 

 REY ARTURO  

 Instructor espiritual

   LANZAROTE  Discípulo espiritual
   GINEBRA  Cristo Interno
   MALAGANT  Fuerza siniestra
   CAMELOT  Planos superiores de conciencia 
 

 CABALLEROS MESA REDONDA  

 Grupo espiritual
   SALÓN MESA REDONDA   Ashram
   FUEGO SALÓN MESA REDONDA   Fuego Sagrado
   ESPADA

 Poder espiritual

   AZUL Y DORADO DE CAMELOT 

 Voluntad, Orden Divino y

 Sabiduría e Iluminación

     
Camelot
Camelot

EPISODIOS DESTACADOS Y

ENSEÑANZAS ESPIRITUALES

 

El despertar del Cristo Interno.  Lanzarote es testigo de la emboscada perpetrada por el ejército de Malagant (la fuerza siniestra) a una comitiva real que escolta a Lady Ginebra. Esta es perseguida y Lanzarote acude en su auxilio. El estudiante tiene el primer contacto con su Cristo Interno, desde el primer momento nace entre ellos una complicidad y atracción que Lanzarote nunca antes había experimentado.

 

Comienzo del Sendero Espiritual. Lanzarote ayuda a un mozo a recuperar una yegua desbocada, en agradecimiento lo invita a Camelot donde pasan junto a la baqueta, un juego de obstáculos muy peligroso. Esta representa los obstáculos que el estudiante debe vencer para entrar al Sendero. Aparecen el Rey y Lady Ginebra (su Cristo Interno), ofreciendo un beso de ella al que pase la baqueta. Lanzarote, que la desea fervientemente, pasa la prueba arriesgando su vida con valentía e iniciando así su Camino en el Sendero.

Encuentra a su instructor. El Rey Arturo invita a Lanzarote a su castillo, que representa una conciencia más elevada; quiere saber de él, le felicita por su valor al superar la baqueta e inicia su instrucción: «Creemos que la vida es preciosa, si hay que morir, morir sirviendo a algo más grande que vos mismo, o mejor aún vivir y servir.»  Significa que hemos encarnado para llevar adelante Nuestro Plan Divino, hacernos maestros de la energía, conocer la Verdad y realizar la Presencia "YO SOY" en este plano.

 

 

El Fuego Sagrado y su Plan Divino. El Rey Arturo le enseña el salón de la Mesa Redonda, una mesa sin cabecera ni pies, donde todos son iguales, incluso el Rey, con ello le hace entender que todos somos Uno, todos Chispas Divinas evolucionando. En el centro hay un recipiente con fuego siempre ardiendo, símbolo del Fuego Sagrado. Lanzarote se siente atraído por la inscripción de la mesa "Sirviendo a los demás nos hacemos libres", es el mantram de Camelot y su Plan Divino. El Rey le dice: «este es el verdadero corazón de Camelot, quemadlo todo y Camelot seguirá vivo, porque vive en nosotros, es una creencia que anida en nuestros corazones.» El estudiante es atraído por su Cristo Interno al Ashram del Instructor donde comienza a tomar Conciencia de la Verdad.

 

Libre albedrío. El Rey libera a Lady Ginebra de su compromiso matrimonial prometiendo que Camelot protegerá a Leonesse, su pueblo, de los ataques de Malagant igualmente, para que decida sin coacción. El libre albedrío es un regalo Divino y ni Dios mismo interfiere en él. El instructor ve la Divinidad en Ginebra, junto a ella se siente joven, fuerte y enamorado. Malagant, quiere expandir sus fronteras sembrando el miedo. Cuando se tiene a La Luz como escudo protector nada hay que temer.

 

Invocación a la Divinidad. Antes de sentarse a la Mesa Redonda con los Caballeros el Rey hace siempre una invocación a la Divinidad: «Que Dios nos conceda Sabiduría para distinguir lo justo, Voluntad para elegirlo y Fuerza para hacerla cumplir.» El instructor enseña dando ejemplo, manteniéndose siempre en contacto con su Presencia "YO SOY", haciendo los Decretos y los Llamados a la Divinidad, pues todo Llamado siempre tiene respuesta y nos mantiene conectados a Ella.

 

Todos somos UNO. Malagant quiere apoderarse de Leonesse alegando que necesitan protección, el Rey le pregunta «¿Y dónde está escrito que los que viven fuera de Camelot son gente inferior, demasiado débil para defenderse y hay que dejarlos morir?» La respuesta de Malagant es «otros pueblos viven con otras leyes, o ¿es acaso la Ley de Camelot la que rige el mundo entero?» El Rey contesta «Hay leyes que esclavizan a los hombres y leyes que los liberan, o nos ocupamos de que nuestra justicia, bondad y lealtad sean igual para todos los pueblos de Dios Nuestro Señor o seremos otra más de esas tribus saqueadoras.»

  Todos somos iguales avanzando en el Sendero, unos conscientemente y otros de forma inconsciente. Los que viven fuera de Camelot serían los que desconocen a los Maestros y las Leyes Espirituales y estas Leyes siempre rigen y funcionan para todos por igual, aunque no las conozcan. Los estudiantes debemos tener compasión con los que "no conocen" y desear para ellos lo mismo que para nosotros, pues todos somos UNO.

 

 

Liberación del Cristo Interno. Lanzarote se encuentra en lo alto de una torre en Camelot, dando a entender una conciencia más elevada, desde ahí se lanza al agua para rescatar a Lady Ginebra de su secuestrador, Malagant, la fuerza siniestra. Este encierra a Lady Ginebra en un lugar de olvido, sin puertas, sin barrotes y sin cerraduras, solo paredes y aire, de donde es liberada por Lanzarote. Vemos un símbolo del estudiante espiritual que toma conciencia de su Cristo Interno liberándolo del olvido en que la mayoría de los seres humanos lo tienen.

 

Dios tiene un plan para cada uno de nosotros; nuestro Cristo Interno nos ayuda a descubrirlo y nos guía para realizarlo. Ya a salvo en el bosque, Lanzarote le cuenta a Ginebra como perdió a su familia y que él hubiera deseado morir también. Ella le hace ver que Dios quiso que siguiera vivo y lo hizo tal como es, un hombre que no teme a nada ni a nadie y que use ese don para buen fin. Dios nos ha dado libre albedrío y lo que hagamos con nuestra vida es nuestra decisión y responsabilidad. Todos tenemos karma que purificar y esta experiencia lo conduce a su instructor y a conocer la Verdad.

 

«No hay amor más grande que dar la vida por otros.» Así se lo hace ver el Rey Arturo al agradecerle que liberara a Lady Ginebra: «Dios se sirve de gente como vos Lanzarote, vuestro corazón es abierto y os dais por entero.» El Rey dice que acepta lo bueno y lo malo juntos que no puede amar a la gente a trozos. El instructor pone siempre su atención, en la perfección que verdaderamente somos y no en las apariencias.

   El estudiante es invitado a formar parte del grupo espiritual. El Rey explica a los caballeros que Lanzarote ha venido a Camelot con un fin, aunque ni él mismo lo sabe; estas son las Leyes de Vibración junto con Causa y Efecto actuando, las cuales nos colocan en el lugar correcto con arreglo a nuestra conciencia, en este punto del Sendero no somos conscientes de ser guiados hasta que conocemos la Enseñanza. El instructor le ofrece una vida de servicio y es así como más se avanza en el Sendero Espiritual. El estudiante desconoce la vida que le espera, no obstante sabe que eso es lo que su corazón estaba buscando. Para unirse a este grupo, el estudiante debe pasar la noche en oración y al amanecer habrá vuelto a nacer a una Nueva Vida. San Pablo dice: «Sois renovados por la transformación de vuestras mentes.»

 

Despierta una nueva conciencia en el estudiante. Lanzarote se despide de Ginebra diciendo: «ahora creo en Camelot y lo serviré mejor marchándome, decid al Rey que siempre vio lo mejor de mí». El estudiante cree en la Perfección de su verdadero Ser, cree en la Presencia "Yo Soy" y sabe que el instructor sólo reconoce y ve esa REALIDAD, ahora conoce su dharma, ha comprendido el sentido de su vida: SERVIR, el poder del Amor en acción.

 

 

La vida aprovecha todas las oportunidades para hacernos avanzar en el Sendero y realizar la Verdad. El Rey juzga a Lanzarote y a Ginebra por traición, antes de dar su veredicto invoca el Perdón, en ese instante la ciudad es tomada por Malagant. Esta situación que aparenta tan negativa para todos se transforma, (Llama Violeta) en una oportunidad para el estudiante poder demostrar su lealtad a la Presencia "Yo Soy" y su capacidad para realizarla. La Ley Espiritual rige para todos por igual, cuando se baja en vibración nos vemos invadidos por fuerzas negativas y es en estos momentos que debemos empuñar nuestro Cetro de Poder y aplicar la Verdad. Fue así como el estudiante derrotó a la fuerza siniestra, demostrando que había superado al instructor y estaba preparado para SERVIR y continuar con su Plan.

 

(Comentado por Maloly Cabrera y Andrés Pérez)