TRANSLATOR

Select language


"Poderes extraños"

(Walt Disney Pictures, 1995)

INTRODUCCIÓN 

 

Se trata de una película en la que podemos encontrar mucha verdad y afinidad con lo que realmente somos, de dónde venimos y el camino que deberíamos seguir.

 

   La película impresiona desde las primeras imágenes, ya que ver a dos bebés irra-diando luz violeta no suele ser un comienzo común, preludiando así un argumento “especial”, con un tema elevado.

 

Escena final (en inglés)

 

SIGNIFICADO DE LOS PERSONAJES

 

              Personaje       Significado   
   DANI  Naturaleza inferior del estudiante
   ANA  Naturaleza Superior del estudiante 
   SR. VIOLETA  Maestro Ascendido
   MONTAÑA  Retiro Espiritual
   SR. BOLT  Fuerza siniestra
   LUTHER  Aspirante probacionista
   NARRADORA  Aspirante probacionista

 

 

DANI: representa al “yo inferior” o parte humana, mostrando lo contrario que su hermana, apego por lo material, rebeldía, venganza y fácilmente impre-sionable con la abundancia de riquezas ofrecidas por el Sr. Bolt.

 

LA MONTAÑA “LA BRUJA”: que el niño había visto en sus sueños y a la que casi todos temían por el misterio que ence-rraba, podría representar un “Retiro Espiritual” usado por los Maestros Ascendidos para sus tareas de enseñanza. Subir a la montaña simboliza elevarse en conciencia. Rodeada de un magnetismo especial que atraía a videntes y personas con poderes paranormales hacía de las gentes de su pueblo unos seres catalogados de extraños.

 

ANA: representaría a la naturaleza superior, esa parte más espiritual y sublime del ser, con unos conceptos y unas metas diferentes. Embargada por un estado de conciencia más elevado, una actitud más positiva, un total desapego hacia las cosas materiales y un claro rechazo hacia ciertos comportamientos de los de-más. Ella es sensible, amorosa y dulce.

 

SEÑOR VIOLETA: viste de violeta y trabaja en una tienda del mismo color, el cual podría simbolizar al Maestro Ascendido, y en concreto a cierto “Maestro” por nosotros cono-cidos (Saint Germain). Cuando se presenta la ocasión, dicho Maestro le cuenta a los niños la Gran Verdad: que procedemos de otra dimensión y que estamos aquí para aprender y reencontrarnos de nuevo con nues-tro “Gemelo” o “Ser Superior”, con el que perdimos contacto hace millones de años a causa de prestar mayor atención a las cosas terrenales y caer así en el olvido de lo que realmente éramos.

 

SR. BOLT: el padre adoptivo, representa a aquel que conoce pero le mueven intereses egoístas.

Es la fuerza siniestra.

 

LUTHER: el chófer, recuerda a aquellas personas que están siempre a punto de decidirse por elegir el Sendero Espiritual.

Sienten y saben lo que es correcto, pero terminan cediendo al mundo ordinario, porque la inquietud no es suficientemente fuerte. Por ello es un aspirante espiritual en probación. Al final lucha quizás por la influencia de la cercanía de los niños.

 

NARRADORA: otra aspirante probacionista.

 


 

EPISODIOS DESTACADOS

 

   Para empezar, nos encontramos con unos gemelos que podrán ser una misma persona. Separados desde muy pequeños, esto podría representar el olvido y distanciamiento de nuestra parte divina o nuestra “Presencia Yo Soy” de nuestro yo inferior o parte humana.

   La luz que se generaba con el contacto de los dos gemelos, así como su capacidad de mover objetos, comunicarse mentalmente, etc... podrían formar parte de ese poder que poseíamos antes de la ya mencionada separación de nuestro “Yo Superior”.

 

   Es un aspecto muy interesante el hecho de que los poderes aparecen cuando ambos niños están juntos, expresando así que nuestra naturaleza Superior e inferior deben estar unidas, integradas para producir la manifestación. Los dos aspectos del Ser han de ser debidamente alineados para dejar pasar la Luz Divina.

 

   El reencuentro de ambos podría ser asimilado al momento en que el individuo comienza a conocer y reconocer sus poderes inherentes. Encontrarse con ellos es como reconocerlos por parte del ser que los contiene.

 

   Luego, por supuesto, aparecen las pruebas. El “mundo” los adopta y trata de conquistarlos con sus riquezas y “maravillas”; y durante algún tiempo lo con-sigue. Pero el aspecto más puro (Ana) comienza a sos-pechar. Para Dani (la na-turaleza inferior) todo sigue siendo lógico y seguro; pero poco a poco el aspecto más sensible a la Luz (Ana) le hace ver la realidad. Todo esto coincide con la escena en la que los niños doman y montan al caballo, lo cual alude directamente al dominio de la personalidad que ahora colabora en la consecución del designio divino de los niños.

   El Maestro Ascendido, el señor de la tienda violeta, ha estado detrás de todo siempre. Él guía secretamente al principio y manifiestamente después. Él les ayuda a ver las cosas como son, les informa sobre su verdadero origen y el de toda la humanidad y les da el Conocimiento de la Luz.

 

   Entonces, una vez que conocen su origen y su destino, los niños luchan por alcanzarlo, escapando de las fuerzas contrarias que quieren impedírselo. Pero ahora que conocen la realidad pueden recibir toda la ayuda que precisan al conocer la Unidad del Todo, cuando se dan cuenta que pueden unir la Luz de todos para incrementar su poder.

 

   Por último y como consecuencia del reencuentro y fusión de ambos, en un solo estado de conciencia, emprenden el camino de vuelta a casa, en lo que podrá ser una perfecta “Ascensión” envueltos en un pilar de Llama Violeta que consumirá y transmutará todo lo que pueda quedar impuro.

 

(Comentado por Juan Álamo y Fela Galván)