TRANSLATOR

Select language


"Blancanieves y

la Leyenda del Cazador"

(Rupert Sanders, 2012)

SENTIDO GENERAL

 

   En esta versión del cuento podemos disfrutar del aspecto del Cristo Interno como guerrero, valiente y conquistador, que lucha para restaurar el Bien y la Luz en su reinado perdido. Se trata de una película eminentemente crística, ya que el papel de Blancanieves (el Cristo) aquí es mucho más rotundo que en otras Blancanieves, y devela aspectos del Cristo importantes y preciosos. Además, puede observarse varios símbolos crísti-cos, tales como las tres gotas de sangre o la vara llena de flores que sostiene la protagonista al final, simbolizando el logro victorioso de la Vida.

 

BANDA SONORA: (Pulsar play)  

Blancanieves y la Leyenda del Cazador

Santuary

James Newton Howard


BANDA SONORA: (Pulsar play)  

Blancanieves y la Leyenda del Cazador

White Hart

James Newton Howard


SIGNIFICADO DE LOS PERSONAJES

 

         Personaje       Significado    
   BLANCANIEVES     Cristo Interno
   MADRE DE BLANCANIEVES     Presencia Yo Soy  
   PADRE DE BLANCANIEVES  Conciencia antigua  
   EL CAZADOR (ERIC)  Discípulo, estudiante espiritual 
   WILLIAM  Discípulo menos avanzado
   PADRE DE WILLIAM   Cobardía
   RAVENA  Fuerza siniestra
   PHILL  Garra de la Fuerza siniestra 
   SIETE ENANOS  Poderes del iniciado
   ENANO CIEGO  Intuición  
   SANTUARIO  Conciencia Elevada
   PANTANO  Conciencia inferior
   BOSQUE  La Vida
   VENADO  Espíritu de la Resurrección
   PÁJAROS  Pensamientos elevados
   ESPEJO  La Verdad
   FÉRETRO DE CRISTAL   El Corazón (Cristo)
   VARA FLORIDA  Renacimiento

 

BLANCANIEVES: representa al Cristo Interno. Cuando todo cae en la oscuridad ella permanece como esperanza de redención, encerrada en la torre más alta, o sea, en la Conciencia Elevada, y además man-tiene el fuego encendido, símbolo del Fuego Espiritual, al tiempo que reza, sosteniendo la conexión con lo Divino. Su corazón da la Vida eterna, simbolizando que es el despertar del Cristo Interno lo que resucita nuestra verdadera naturaleza. Cuando está dormida permanece en un FÉRETRO DE CRISTAL, símbolo del corazón puro en el que "duerme" nuestro Cristo Interno hasta que es despertado por el iniciado. Y cuando el Cristo despierta se reconoce como la Luz y la ve en todos los corazones.

 

MADRE DE BLANCANIEVES:       Simboliza a la Presencia Yo Soy o Espíritu. La sangre es el vehículo de la energía de la Presencia, y queda explicado cuando se dice "la sangre hermosa que deshace y hace el hechizo". Las tres gotas de sangre son un símbolo Crístico, porque el Cristo (Blancanieves) es el Hijo Divino del Padre o Espíritu.

 

PADRE DE BLANCANIEVES: representa la conciencia antigua, guiada por el miedo. Es cuando el rey se entristece, es decir, cuando baja en conciencia, cuando se vuelve vulnerable al mal.

 

ERIC (EL CAZADOR): representa al discípulo o estudiante espiritual. Su nombre significa "el que reina por siempre". Es el elegido que debe encontrar al Cristo y despertarlo para que restaure toda la vida en su reinado. Aunque el mal (Ravena) intenta usarlo para sus propósitos, Eric está lo suficientemente puro para ver la bondad de Blancanieves y descubrir así la Verdad.

WILLIAM: es también otro estu-diante espiritual, pero en un grado de desenvolvimiento inferior. Tiene ciertas cualidades pero aún no es capaz de alcanzar el estado que le permita rescatar al Cristo.

 

PADRE DE WILLIAM: es bondadoso pero tiene miedo, simbolizando así a aquellos que defienden el bien y conocen lo que es correcto, pero que sin embargo se acobardan y no actúan.

 

RAVENA: es la fuerza siniestra, el mal. Su nombre significa "ruido del agua". En su reinado todo muere, se oscurece y se vuelve contra sí mismo. El camino que la llevó al mal fue el miedo, el apego y la tristeza. Roba el aliento de los demás, su latido de corazón, porque ella perdió su propia conexión divina. No tiene sangre, es decir, no tiene energía propia. Sus creaciones son sombras, significando que el mal es solo una ilusión temporal.

 

PHILL: es la garra de la fuerza siniestra.

 

LOS SIETE ENANOS: son las fuerzas y poderes del Iniciado, que son espiritualizados cuando son dirigidos por el Cristo.

 

El ENANO CIEGO: simboliza la intuición. Es el primero que reconoce a la elegida, y despierta en todos el conocimiento de que el Cristo es la Vida misma, la que sanará la tierra. También es él quien vaticina "veo el fin de la oscuridad".

 

ESPEJO: representa la Verdad. Como espejo solo la refleja, no la altera ni la adapta al deseo de Ravena, porque la Verdad ES.

 

 


SANTUARIO: simboliza la Conciencia Elevada y Pura.

 

VENADO BLANCO: vive en el Santuario y es el Espíritu de la Resurrección. Simboliza toda la Naturaleza y la Vida. Está bajo el Árbol de la Vida. Reconoce a la Salvadora, al Cristo.

 

LOS PÁJAROS: simbolizan pensamientos elevados. Son los que guían y asisten a Blancanieves, porque son los pensamientos elevados los que nos ponen en contacto con la Conciencia Crística.

 

PANTANO: es la contraparte del Santuario, o sea, la conciencia inferior en la que pueden actuar las sombras creadas por el mal.

 

BOSQUE: es la vida en general, o sea, el lugar donde se desa-rrollan las pruebas que deben ser superadas por el iniciado.

 

VARA FLORIDA: símbolo de renacimiento, o sea, de la acción del Cristo sobre la vida del iniciado.


EPISODIOS DESTACADOS

 

   El inicio de la película habla de nuestro origen divino, un estado en el que estábamos en contacto con nuestra Naturaleza Superior. En esta escena todo es blanco, o sea, puro e imaculado (sin mácula).

 

   Al morir la Reina, es decir, al separarnos en conciencia de nuestro Yo Divino, el rey se hizo vulnerable a la influencia de las fuerzas oscuras. Es la tristeza del rey, al bajar en conciencia, lo que le hace manipulable. Por eso es bien conocido que la depresión es una forma de egoísmo, ya que "nos lleva al lado oscuro" (como decía Yoda en StarWars). Es destacable el hecho de que dichas fuerzas oscuras son solo sombras creadas por Ravena. Por eso, en cuanto nos elevamos en conciencia, todo lo que nos mantenía atados simplemente deja de existir.

 

   Siguiendo con la sabiduría de Yoda, también en el caso de Ravena es el miedo, el apego y la tristeza lo que la lleva al sendero oscuro: al negarse a superar su dolor, éste poco a poco a dominará y la destruirá.

 


   Sin embargo, a pesar de tanta oscuridad siempre permanece en nosotros la esperanza de redención, o sea, el Cristo (Blanca-nieves), encerrado en la parte más alta, la torre (lo más puro y elevado de nosotros). Además es muy significativo que en su espera, Blancanieves mantenga la fe, rezando, y sostenga vivo el fuego, símbolo del Espíritu. Y como suele ser común en los cuentos de hadas, son los pájaros y otras fuerzas de la naturaleza, quienes asisten al Cristo cuando el discípulo está preparado para que se manifieste y la ayude a restaurar la Luz en el Reino.



   Las fuerzas de la naturaleza reconocen el Bien y se confabulan para el rescate y restauración del Cristo y de la Vida. Así, aunque en apariencia es el mal el que está dominando, desde lo oculto todo está en marcha para la restauración del Bien.

 

   Simbolizando al Sendero Espiritual, todo el proceso se cuenta como un viaje a través del cual se ha de llegar al Santuario, o Conciencia Superior, pasando primero por el pantano, o conciencia inferior, en la que se darán las pruebas de Fe, valentía y Sabiduría.

   Cuando Blancanieves mira con bondad a los ojos del trol, éste se amansa. Es la mirada del Cristo que revela la Verdad, o sea, el Bien escondido en todo lo que existe, y que lo obliga a expresarse.

   Recuerda el decreto para despertar el Cristo:

 

   «Amada Presencia de Dios Yo Soy y Amado Arcángel Gabriel, inspira sobre la Llama Corazón de este ser con tu Espíritu de la Llama de la Resurrección. Despierta tú que duermes, surge revelado en maestría y sé libre en Dios.»

 

ENSEÑANZAS ESPIRITUALES

 

- El mal se autodestruye, ya que se encuentra preso de sus propias creaciones negativas; al contrario del Bien que cuenta con la Vida que por doquier está ayudándolo a convertirse en un foco de Luz Universal.

 

- Si nos resistimos al mal nos volvemos su aliado. Ravena también busca la felicidad, pero deja que el dolor, la vanidad y el egoísmo la dirijan.

 

- Solo a través del Perdón podemos seguir siendo canales de la Vida Divina.

 

- El Cristo es la Vida Divina que sana y restaura todo en Bien. Cuando lo ponemos en acción en nuestras vidas, dejamos de ser dominados por el mal, perdemos el miedo y rescatamos así nuestro reinado divino. 

 

- El mal no es sino la sombra, la ilusión creada cuando "los buenos" no se levantan, despertando, y se alzan reconociendo la Verdad, aquella que libera.

 

(Comentado por Águeda Dávila, Charo Arroyo y Fela Galván)