TRANSLATOR

Select language


"Historia de un crimen"

INFAMOUS

(Douglas McGrath, 2006)

SENTIDO GENERAL

 

   Esta es la historia de una relación entre un instructor corrupto y un discípulo preparado para el Sendero pero aún muy atado por sus errores. El instructor es una persona preparada y con gran fama pero ha caído en una de las trampas más sutiles que pueden asechar a quienes se dedican a los demás. Es una posición en la que muchos le admiran, desean su compañía, le ensalzan, etc., y todo esto termina siendo más importante que lo que pueda llegar a enseñar a través de sus obras, sobre lo que es correcto, y por eso cae en la murmuración, en el cotilleo y en la búsqueda de fama y gloria. Perry, por su parte es una persona bondadosa, sin preparación, pero con un anhelo sincero de la búsqueda de la Bondad, o sea del Bien, de la Verdad. Quizás conectaron con facilidad porque se trata de posiciones complementarias: el discípulo aún tenía que lidiar con las consecuencias de graves errores y por correspondencia su instructor sería alguien también cargado con lastres de la personalidad. A través de la relación de ambos Perry avanza porque sus motivaciones hacia Truman son verdaderas y correctas, pero Truman es guiado por sus propios intereses egoístas y engaña a Perry. El final de la historia es la consecuencia lógica de no haber actuado correc-tamente. Perry es consciente y lo acepta con valentía, pero Truman, a pesar del aparente triunfo externo, fracasa interna-mente y por eso termina lamentándose y amargado.

 

 

SIGNIFICADO DE LOS PERSONAJES

  

                  Personaje     Significado   
   TRUMAN CAPOTE   Instructor corrupto 
   NELL HARPER  Cristo Interno
   PERRY  Discípulo espiritual
   DICK  Fuerza siniestra
   JACK  Voz de la Conciencia    
   AMIGAS DE TRUMAN     Conciencia mundana 
   CÁRCEL  Mente inferior
     

TRUMAN CAPOTE: Extravagante escritor que es colocado en relación con Perry, un criminal con buenos sentimientos. A través de dicha relación Tru­man puede ser analizado como un instructor con intereses no muy claros respecto a la misma. Tru­man es una persona muy preparada en muchos aspectos. Es aparentemente bastante liberal, tiene don de gentes, fascina y conquista con facilidad, sabe hablar y escuchar y tiene la capacidad de saber qué necesita la gente con la que trata. Pero en lugar de aprovechar positivamente todo esto, lo utiliza para vanagloria personal. Le encanta el cotilleo y es un gran embaucador. Sabe como ganarse la confianza de la gente dándoles lo que desean para obtener lo que él mismo quiere para satisfacer su excesiva curiosidad o para obtener datos para sus novelas. Además incita en los demás el mismo ánimo de crítica y murmuración. Es claramente un manipulador. Él mismo se define como un “gato de garras largas y afiladas”. Le gusta la fama y esta dependencia le hace capaz de cualquier infamia. Justifica sus actitudes disfrazán-dolas de cualidades, probablemente autoengañándose. Así a sus extravagan­cias les llama sofisticación, a su ánimo de cotilleo le llama información, etc. Además prejuicia a todos con mucha facilidad como se demuestra cuando rápidamente le puso el mote “foxi” (zorrillo) al policía porque le pareció astuto sólo porque le dio prioridad a los miembros de su comunidad que a sus intereses; o también cuando prejuicia a Perry enviándole las revistas que él creía que le gustarían. Incluso algunas de sus “amigas” son conscientes de sus motivaciones como aquella que le dice que no le confiará un secreto porque algún día lo utilizaría.

 

   A pesar de todo esto, consigue transmitir algunos valores importantes a Perry, especialmente lo que más éste necesita: ser respetado, escuchado y amado. Le enseñó a situarse por encima de lo que le angustia o le degrada (“álzate por encima de él”), le ayudó a encontrar paz, le creó un refugio (la esquina de la celda que llamaron la “cabaña del árbol”) y le ayudó a reconocer la grandeza de su alma (“tienes alma de artista”) y lo que podría lograr a la través de la misma y de su imaginación (crear un mundo mejor).

 

   También se refleja su buen potencial en un par de ocasiones. Por ejemplo cuando en la reunión de navidad poco a poco consigue que olviden los prejuicios que pueden sentir hacia él a través de su gran capacidad para captar la atención de ellos. También cuando tiene en cuenta los sentimientos del hijo del policía dejándose ganar en el pulso.

 

   La historia que cuenta de su madre, en realidad habla de sí mismo. Él es el que quería fama y riqueza y de hecho su apellido no es el de su padre biológico sino el de su “padre rico”. Esta historia en parte es traumática para él porque Kansas representa una regresión a sus orígenes, aquellos de los que huyó porque fueron dolorosos, y todo resuena en él también. Él se avergonzaba de sus padres e inventaba historias grandiosas porque así él mismo quedaría incluido en esta grandiosidad, o sea, le mueve la vanagloria. La relación con Perry es una oportunidad de hacer ahora lo correcto, pero no lo aprovechará, y por ello acabará deprimido, a pesar de haber logrado la fama y la riqueza que buscaba.

 

   Toda su vida parece una caricatura. Él mismo se lo confianza a Perry cuando le dice que con él es con quien único no tiene que comportarse como un juguete de cuerda. De hecho los dos únicos amigos que no pertenecen a la “alta sociedad” son Nell y Perry, únicos que tienen un comportamiento auténtico. Todo es por tanto un gran teatro que ha montado para satisfacer su vanidad.

 

NELL HARPER: También escritora, amiga de Truman. Este personaje juega un papel cercano a lo que podría ser la voz de la conciencia para Truman, es decir, su Cristo Interno. Ella es su amiga pero no se mueve en su ambiente de lujo y fama. Es más moral y a menudo es quien llama la atención a Truman para que se comporte de una forma más adecuada. Incluso le reclama cuando su comportamiento está siendo egoísta aún a costa del enfado de Truman. Ella le conoce bien desde pequeño y de hecho Truman ha inspirado un perso­naje de su novela, así que es menos susceptible de ser embaucada por las intenciones de él, y por eso es capaz de detectar lo que de verdad quiere. Nell a menudo trata de impulsar un comporta-miento más correcto en Truman, como cuando le sugiere ser educados con las gentes del pueblo. Se nota su actitud equilibrada cuando afirma que no le importa lo que los críticos opinen de ella siempre y cuando la permitan seguir escribiendo. O sea, lo importante es la labor creativa y constructiva y no tanto si te aporta fama o riqueza, al contrario de cómo piensa Truman. 

PERRY: Inicialmente se presenta como un criminal que ha asesinado a una familia. Sin embargo, a lo largo de la trama se revela que en realidad de trata de un alma bondadosa, apresado por las conse­cuencias de sus errores y del sufrimiento experimentado. Podría decirse que se trata por lo tanto de aquella persona que está madura para iniciar el Sendero Espiritual. Es consciente de sus errores e incluso de que merece pagar por ellos, pero al mismo tiempo busca la belleza, la inteligencia y la bondad. Estar apresado simboliza el punto en que el estudiante es consciente de la verdadera con­di­ción interna en la que viven muchas personas (consciente o inconscientemente). La CÁRCEL representa la mente inferior. Mientras comete el crimen está pendiente de aspectos que delatan una marcada doble naturaleza en él. Los va a matar pero se fija en que estén cómodos, en la amabilidad del padre de familia o en que podría haber sido amigo del hijo. Esta doble naturaleza es ese punto crítico de transición entre la conciencia totalmente mundana y la espiritual.

   En su relación con Truman, Perry evoluciona. No parece claro que sea gracias a Truman, pero el caso es que Perry avanza. Si el discípulo tiene las cualidades y la disposición necesaria, hasta un mal instructor puede ser un “instructor válido”. Como dice Torkom, para el buen discípulo no existe mal instructor. "No es el instructor el que enseña sino el discípulo el que aprende". Perry tiene claro lo que desea hasta el punto de que puede mostrarle a Truman lo que falta en su obra: bondad. No es una corrección cualquiera, por tanto, es una indicación de la pureza de sentimientos que caracteriza a Perry a pesar de sus errores. Esto hace que a veces pienses que en realidad el instructor es Perry, pero no sería la primera vez en que el discípulo supere al maestro.

 

JACK: El novio poco atendido de Truman. Este personaje es otra de las personas que pueden ser asociadas a la voz de la conciencia para Truman. Jack le ama y explica que juntos están mejor que con nadie. Pero también explica que no le interesa lo que a Truman sí, y le advierte del peligro que corre y de que no quiere que le pase nada malo. Jack no está interesado en el critiqueo ni en sus “amistades” por lo que representan. Pero Truman no hace caso de Jack e incluso orgulloso le dice que es indes-tructible. Me pareció como cuando vamos de “sobrados” y creemos que sólo podemos, sin la ayuda del Cristo o del Maestro.

 

DICK: Es el otro asesino. Este personaje es una contraposición de Perry. Ambos han participado en el crimen, pero el mismo - hecho encierra motivaciones muy diferentes. Dick es despiadado, egoísta y desconsiderado. Repre-senta los aspectos más oscuros de la personalidad.

 

AMIGAS DE TRUMAN:

simbolizan la conciencia

mundana e ignorante,

la inconsciencia.

 

 

EPISODIOS DESTACADOS

 

- El título original en inglés hace un interesante juego de palabras: infame, tras la fama, es decir, a lo que puede llegar a obligar la búsqueda de la fama es a un comportamiento infame, o sea, siniestro, maligno.

 

- Los títulos de algunos libros de Truman tienen cierto aire espiritual, independientemente de su contenido: “Se oyen las musas”, “otras voces, otros ámbitos” y “plegarias atendidas”. Me recuerda a esos libros que últimamente están de moda, que se venden como espirituales pero que en el fondo buscan sólo la venta.

 

- Desde el comienzo el planteamiento que hace Truman de la novela es bastante “morboso”: si la gente va a empezar a sospechar unos de otros, si conviene entonces que no se sepa; no importa si se resuelve el crimen sino el impacto psicológico en la comunidad, etc. Esto ya delata sus motivaciones mundanas y sobre todo su falta de sensibilidad al sufrimiento ajeno.

 

- Cuando Nell describe a Truman comenta: “la gente siempre habla del triunfador, pero no debe­mos olvidar que en el centro de toda llama, por viva que sea, hay un ligero toque de azul”. Nell era su única amiga, junto a Perry, fuera de la “alta sociedad”, es decir, era la única que era sincera al con­tem­plar a Truman, y que por tanto conocía al verdadero hombre detrás del personaje. Él se compor­taba como una “llama viva”, que alimentaba su fama, y por eso todos se fijaban en el “triunfador”, pero Nell es capaz de ver la verdad, el “toque de azul”, es decir, la frialdad, el egocentrismo, la tristeza y el vacío que realmente había en el alma de Truman.

 

- Hay muchos comentarios que delatan que en realidad Truman es un alma herida y dominada por su necesidad de ser reconocido. Por ejemplo cuando dice “los pequeños tenemos que ser fuertes; el mundo es cruel con las cosas chiquitas”. También cuando Nell le reclama que no deberían ser el punto de mira, y él le contesta que eso le resulta imposible.

 

- Aun son más los detalles que delatan la fuerte vanidad de Truman. Es importante la escena en la que es Perry quien le refleja que menosprecia a sus personajes. Tenía que hacerlo para no verse reflejado en ellos, ya que esto sería para Truman un auto-menosprecio. Por eso tenía que inventar unos padres gloriosos, o sea, buscaba constantemente el orgullo propio por transferencia de la gran­diosidad de otros. Por eso buscaba codearse con princesas, duques y grandes artistas.

 

- Es curiosa la diferencia entre lo que Truman y Perry consideran “una gran obra de arte”. Ambos están unidos por el deseo de dedicar su vida a una gran obra de arte, es decir, a cumplir un propósito que correctamente contemplado sería el Plan Divino. Pero mientras Perry lo intentó, aunque sin éxito, a través del canto y la pintura, Truman lo conseguiría a través de lo que para Perry era un gran error. Los curioso y paradójico es observar que verdaderamente la mentalidad de Truman es más “criminal” que la de Perry. Además, recuerdo lo que Koot Hoomi dice: que la efluvia negativa de la Tierra producida por el chismorreo y la crítica es muchísimo mayor que la de los crímenes de sangre. Así que en el fondo pienso que Truman es verdaderamente más dañino y por tanto más canal de la fuerza siniestra.

 

- Cuando llegan Nell y Truman a Kansas, las maletas de cada uno representan sus conciencias. Nell lleva poco equipaje, es decir, tiene una conciencia más libre y más ligera; Truman va cargadí­si­mo, su con­cien­­cia es complicada, abigarrada y cargada de conceptos inútiles y pesados.

 

- Hay un momento de reconocimiento entre instructor y discípulo, por parte de éste, cuando Perry llega al pueblo y se queda mirando a Truman.

 

- Me gustó que Truman no disfrazara la realidad de lo que Perry había hecho, al mismo tiempo que observaba su bondad innata. No sólo había causado sufrimiento sino que también sufría. No era inocente, pero sí era humano, y se lo muestra.

 

- Me gustó también una idea que expresa Truman: “transformar lo que me hiere en arte”. Bien entendido es toda una transmu-tación de los sentimientos negativos en algo constructivo y bello.

 

 

- Hay una prueba final que nuevamente Truman no supera, porque miente para que cuadre en su idea de lo que quería para su novela. Cuando le pide a Perry que pida perdón, creo que en realidad lo quería no para el bien de Perry sino para su obra, ya que luego miente sobre lo que de verdad hizo Perry. Creo que éste no pidió perdón públicamente porque no necesitaba la confirmación de los demás para saber qué había hecho mal y qué bien. Se murió con la certeza de que no era injusto el castigo y esto incluye el sentido de perdón, porque si no simplemente se rebelaría. También delata su claridad mental (la de Perry) el que fuera consciente de que el castigo no era morir (ya que iría a un mundo mejor del que nunca había sido éste para él) sino no poder tener lo que siempre había deseado, a alguien que le amara y le respetara. 

 

   Es cuando recibe los objetos de Perry cuando Truman por fin se da cuenta de lo importante que había sido para él y delata que en realidad nunca le importó el avance de Perry. Es un instructor que nunca se adaptó a las necesidades de su discípulo, sino que manipuló la relación para beneficio propio. Así, aunque Truman alcanzó el éxito, solo lo fue para su personalidad y no para su vida interna.

 

ENSEÑANZAS ESPIRITUALES

 

- Los juicios externos a menudo no coinciden con la verdad interna de una persona.

 

- La crítica, el chismorreo, la especulación y la manipulación son crímenes mayores que el asesi­nato.

 

- Es necesario cuidarnos de la autojustificación para no caer en las sutiles tentaciones de la fama, la vanidad y la gloria personal, especialmente en la labor de servicio a otros.

 

- Si el discípulo está verdaderamente preparado el instructor que tenga será el válido, aunque no sea correcto. En este caso cada quién recogerá los frutos en consecuencia. El discípulo avanzará y se liberará, pero el instructor se apresará.

 

(Comentado por Fela Galván)