TRANSLATOR

Select language


"El Gurú"

(Stephen Herek, 1998)

SENTIDO GENERAL

 

   Esta es la historia de Ricky, un hombre que vive una transición muy especial. Él es una persona envuelta en un mundo de intereses personales, comercial y enfocada hacia el éxito profesional. Sin embargo, desde el comienzo de la película ya hay en Ricky una tendencia muy interesante, la de mirar hacia adentro y reconocer, en cierta medida, el poder interior; aunque lo dirija hacia fines egoístas y aún sea muy vago. 

 

 

SIGNIFICADO DE LOS PERSONAJES

 

             Personaje      Significado     
   EL GURÚ (G.)    Instructor espiritual  
   RICKY  Discípulo espiritual
   KATE  Cristo Interno
   Mc BAINBRIDGE   Personalidad / egoísmo    
   SCOTT  Conciencia mundana
   PÚBLICO DE LA CADENA      Estudiantes aspirantes 
     

 

EPISODIOS DESTACADOS Y

ENSEÑANZAS ESPIRITUALES

 

   La película comienza situando al espectador en el mundo en que los personajes van a moverse: anuncios que incitan a comprar, a adorar al dinero y a buscar la felicidad en las cosas materiales que adquieres. 

   Entonces aparece RICKY, el prota-gonista, que representa al estudiante espiritual. Él está es un habitación, a oscuras y cerrada, con un tragaluz en el techo, simbolizando un lugar interno de recogimiento. Él mira hacia la luz que entra por la pequeña ventana del techo y se sitúa debajo de ella, para encontrar la confianza que necesita y dice: «mi bueno es mejor y mi mejor, óptimo». De tal manera que ya hay en Ricky cierta orientación hacia algo por encima de lo mundano, pero sin embargo sigue estando muy dominado por su afán de éxito, además de que está centralizado en sí mismo ya que en sus afirmaciones no se conecta a algo que esté por encima de sí, sino que trata de optimizar, o sea, de sacar el máximo beneficio.

   Ricky es engreído, orgulloso y fácil de manipular. Además él va mal en la empresa y vive agobiado por el miedo a perderlo todo: trabajo, casa, coche... Entonces aparece KATE. Ella viene a ayudarle y a supervisarle en su trabajo; y es segura de sí misma y eficiente. Enseguida capta la atención de Ricky. Ella va a representar para él una esperanza, no sólo a nivel material sino también a nivel espiritual. Simboliza la conciencia más elevada de Ricky, ya que durante toda la película va a ser la facilitadora de las oportunidades que a Ricky se le presentarán para elegir el amor y la bondad antes que el éxito personal. Ella representa la Conciencia Crística en Ricky, ya que a pesar de vivir en el mismo “mundo” que él, tiene sin embargo intereses y sentimientos más puros, y con ellos impulsa a Ricky en el mismo camino. 

 

   Entonces viene una escena interesante. Ellos van juntos por la autopista —símbolo del Sen-dero espiritual— en el coche de Ricky —como Krishna y Arjuna juntos en el carro (Bhagavad Gita)—; y todas las circunstan-cias se acomodan para que sea imposible impedir el encuentro con G. Los móviles no funcionan, se pincha la rueda y G. se desmaya.

 

   En esta escena, cuando aparece G., Ricky se pone nervioso, pero Kate simplemente le saluda y se deja conquistar. G. simbo-liza el instructor espiritual, el gurú (el disipador de tinieblas). Él viene a espiritualizar las inclinaciones hacia el éxito de Ricky. G. se presenta como un ser feliz, sereno, casi en éxtasis divino. Además, cuando cruza la autopista, da a entender que él domina la situación, que no tiene nada que temer porque va amándolo todo. Incluso cuando le tiran un refresco agradece que no haya sido algo peor. Le saca el bien a toda situación. Así que cuando se desmaya, pensé “es el arreglo que va a permitir a G. iniciar tu tarea con Ricky”.

 

   Luego, aunque Ricky no quiere, Kate le mueve a ocuparse de G. De nuevo Kate es para él su conciencia más elevada. Pero Ricky se avergüenza de G., o sea, de la espiritualidad. Pero G. no se deja encerrar, demostrando nuevamente que, en contra de las apariencias, es él quien guía las circunstancias. Así que el espí-ritu no puede ser encerrado u ocultado por mucho tiempo, tarde o temprano él se manifiesta y además reinará, como queda sim-bolizado en la fiesta, en donde los conquista a todos a pesar de resultar extravagante. El bien gana siempre.

 

   En la fiesta también aparecen dos datos interesantes. Primero el poder sanador y curativo. Y en segundo lugar el sentimiento egoísta extremo representado por el competidor de Ricky (el dueño del rolex que G. descuartiza). G. le dice algo signi-ficativo: «Cuidado con lo que deseas».

   G. se ha propuesto ayudar a Ricky. Para ello utiliza un método algo arriesgado, y es dejarse, aparentemente, manipular por él. Pareciera que G. aparece en respuesta a la petición de Ricky de ayuda, pero como a menudo ocurre, la forma de la ayuda no es como él la esperaba (pero es mejor). Ricky manipula todo lo que se pone en sus manos porque al sentirse esclavizado, se siente “obligado” a esclavizar.

   

   Luego viene un período de adoctrinamiento. G. cede a la idea de Ricky de trabajar en la cadena, pero es sólo como medio de ir conquistando primero su atención, y luego de ir dejándole llegar una visión diferente de la vida y de las relaciones. Poco a poco Ricky va bajando las defensas y aunque aún le domina su afán de éxito, algo se va transformando en su conciencia. El hecho de que G. hable al público-actor de la película, permite que de forma más directa el mensaje que transmite sea dirigido también al público-espectador (nosotros). El mensaje espiritual que G. enseña pretende estar por encima de cualquier religión o movimiento; por eso, como queda reflejado en la película, era cónsono con cualquiera de ellos. La esencia es siempre la misma. Asimismo, queda nuevamente demostrado el poder de los medios de comunicación, pero en esta ocasión con una orientación muy interesante como medio de transmisión de la espiritualidad. Además de los mensajes que va dirigiendo G. a la población, fue muy especial la lección que se extrae de su comportamiento frente a las acusaciones que dirigen hacia él. En ningún momento se agobió ni se desesperó. Él simplemente mantuvo la calma, y la verdad salió a la luz, sin violencia y sin esfuerzo. Y con la misma serenidad aceptó el reconocimiento.

   Pero para que Ricky demues-tre el cambio, se hace necesaria una situación extrema en que deba decidir (v.g. la firma del contrato). Incluso ahora G. mantiene su método. Segura-mente su confianza en Ricky era su mayor fuerza para ayudarle. Pero la decisión resulta guiada por el egoísmo. Ricky obtiene todo lo que deseaba, pero pierde a Kate, su Conciencia Crística, y no es feliz. Alcanza el éxito que tanto anhelaba, pero no le da la felicidad que había imaginado. Más bien siente que lo ha perdido todo. Movido por este sentimiento, Ricky por fin se decide y libera a G., o mejor dicho, se hace libre a sí mismo. Entonces G. le diagnostica «tu corazón está bien»; o sea, le dice que al final escuchó la voz de su conciencia superior y actuó correctamente. Después de esto, evidentemente todo se arregla: recupera a Kate y la confianza en sí mismo; con un pequeño efecto secundario momentáneo: perdió el empleo. Pero sin embargo es feliz.

 

   El final es genial. Ricky ya está encaminado y G. ha de seguir su camino, pero antes le resume la transición que ha conseguido realizar: el “óptimo” lo transmutó en “divino”. Eliminó así el aspecto más mundano de su orientación espiritual y lo divinizó; lo encauzó hacia arriba, descentralizándolo de sí mismo. Le dijo: «Tu bueno es mejor y tu mejor, Divino».

 

 

SELECCIÓN DE ESCENAS CON ENSEÑANZA ESPIRITUAL

 



(Comentado por Fela Galván)