TRANSLATOR

Select language


"Horizontes Perdidos"

(Frank Capra, 1937)

 

SENTIDO GENERAL

 

   En un tiempo en el que todos anhelan la paz y la felicidad encontramos una narración que habla sobre un lugar utópico en el que no es necesario luchar sino simplemente vivir en armonía; donde no existe la necesidad, ni la enfermedad ni la vejez. Se trata de una novela del escritor británico James Hilton, llevada al cine con el mismo título por el genial e inspirado director Frank Capra.

 

   Esta es la historia de un diplomático y caballero llamado Robert Conway que llegó a este maravilloso lugar, Shangri-La. Desde el principio puede observarse que es un hombre especial; no sólo por su cargo sino por su personalidad y su actitud frente a las circunstancias.

 

Escena: llegan a Shangri-La

 

PERSONAJES Y SUS SIGNIFICADOS

 

            Personaje      Significado   
   ROBERT CONWAY   Iniciado espiritual   
   ALEXANDER LOVETT        Mente inferior
   GEORGE CONWAY  Personalidad
   SRTA. STONE  Cuerpo emocional
   SR. BARNARD  La voluntad
   MARÍA  Discípulo caído
   LAMA CHANG  Instructor espiritual       
   GLORIA  Cristo Interno
   PADRE PERRAULT (GRAN LAMA)   Maestro Ascendido
   SHANGRI-LA  Conciencia Superior      
     

 

EPISODIOS DESTACADOS

 

   Al comienzo del relato, Robert Conway está en medio de una revuelta en China y tiene que sacar del país a otros paisanos ingleses. Todos están nerviosos y alborotados. Él, en cambio, se muestra seguro, controlando la situación y buscando soluciones rápidamente, manteniendo la mente despejada del miedo para pensar con claridad.

 

   Sube entonces a un avión, junto con otros cuatro personajes: Alexander Lovett, paleontólogo; George Conway, su hermano; la señorita Stone y el Sr. Barnard. Juntos van a vivir una aventura muy especial que se inicia con el secuestro del avión con todos ellos juntos; continua con el accidente del avión y sigue con el rescate de ellos por parte de una extraña “tribu” encabezada por un misterioso Lama, que les conduce a un fantástico lugar: Shangri-La, en el Tíbet.

 

Robert Conway, George C., Alexander Lovett, Sr. Barnard y Sra. Stone
Robert Conway, George C., Alexander Lovett, Sr. Barnard y Sra. Stone

   Durante el vuelo previo al accidente, se presentan todos los personajes y se dejan ver sus características personales más destacadas. Cada uno de ellos podría ser considerado como un aspecto diferente de una misma persona. ROBERT muestra las características de un iniciado: él es el único que se mantiene seguro y ecuánime frente a las circunstancias, tanto negativas como positivas; es generoso y soñador y procura disfrutar y observar lo bueno que cada momento le ofrece. GEORGE es su hermano. En cierto sentido parece su antítesis. George se siente muy orgulloso de Robert, pero es sobre todo vanidad y deseo de compartir la fama de su hermano, a quien, sin embargo, esa fama no le interesa mucho. Además George es bastante materialista e inseguro. Varias veces pierde el control, llegando a la histeria, debido a que no ve claro el futuro a pesar de estar bien en el momento. Representa la personalidad.

 

   Luego está LOVETT, el paleontólogo. Éste es vanidoso, orgulloso, desconfiando y miedoso, además de “quejica”. Es intelectual, pero frío. Representa la mente inferior.

 

   La Srta. STONE es el aspecto femenino, emocional. Ella está enferma y desesperanzada.

 

   Por último, el Sr. BARNARD: este es gracioso, ingenioso, algo ecuánime, emprendedor, pero también es astuto y ambicioso. Él podría representar la voluntad.

 

Shangri-La
Shangri-La

 

   Tras el accidente son conducidos por el LAMA CHANG (que simboliza al instructor espiritual), hacia Shangri-La, a través de montañas nevadas, ascendiendo por un camino corto pero difícil (quizás como las últimas etapas del Sendero Espiritual). Así lle-gan a una misteriosa ciudad, resguardada de los vientos helados; una hermosa y próspera ciudad, que representa la Conciencia Elevada, protegida de las “revueltas” del mundo exterior, o sea, de la conciencia inferior.

Robert y el Lama Chang
Robert y el Lama Chang

 

   Mientras están allí comien-za a producirse, en casi to-dos, una maravillosa trans-formación. Robert siente allí tanta paz, que a pesar del misterio, no tiene interés en irse. Incluso le parece reco-nocer el lugar, como si no fuera nuevo para él. En cambio, George no está con-tento y le echa en cara a su hermano que no sienta lo mismo que él. George pre-fiere la seguridad. Robert quiere disfrutar de lo que la Vida le da a cada paso, y de alguna manera intuye que aquel lugar será muy especial para él.

 

   Los otros tres personajes van poco a poco siendo transforma-dos por la atmósfera del lugar. La mente inferior, el sentimiento y la voluntad son sublimados de sus tendencias inferiores gracias a su permanencia en Shangri-La, en la conciencia elevada. Lovett se tranquiliza y deja de temer a los demás y a sí mismo; coge flores, canta, en definitiva se dulcifica, y en consecuencia quiere compartir lo que sabe, quiere dar clases. La Srta. Stone se sana, rejuvenece y equilibra, y se convierte en inspiración y motor de la voluntad, el Sr. Barnard. Éste, cuando aún le dominaba el egoísmo quería quedarse con las riquezas que podían encontrarse en aquel maravilloso lugar, ya que en el Reino Divino sólo hay abundancia y prosperidad. Sin embargo, poco a poco se olvida de sus egoístas planes, y su deseo se va transmutando en anhelo de servicio y comienza a tener un montón de ideas para hacer más confortable la vida de los pobladores del lugar.

   Entonces George conoce a MARÍA. Ella lleva mucho tiempo allí, pero, al igual que George, no está contenta y quiere irse. Simboliza al discípulo caído. Los semejantes se atraen.

 

   Entonces el Lama Chang le revela a Robert algunos de los secretos del lugar. Le cuenta que Shangri-La fue fundado en 1713 por el padre Perrol, un sacerdote belga que, tras perderse en las montañas, descubre este sitio y comienza su sueño de construir una ciudad perfecta.

 

   En este lugar (en la conciencia elevada o superior), no existe la enfermedad, ni la maldad, ni ninguna clase de carestía. Su lema es «un cuerpo perfecto, con una salud perfecta», o sea, la santidad.

 

   Robert recibe del Lama fantásticas lecciones de moral y supra-moral, tales como: «El delito lo promueve la necesidad, la ava-ricia o la envidia. No puede existir cuando hay suficiente de todo.» «Con un poco de cortesía, los problemas más compli-cados se solucionan

 

Gloria y Robert
Gloria y Robert

   Lo siguiente importante que ocurre es que Robert conoce a una chica, GLORIA. Ella representa la Conciencia Crística, el Cristo Interno. Desde que llega a Shangri-La, la ve pero desde lejos, sin alcanzarla. Sin embargo, en una de esas ocasiones trata de seguirla a caballo (los vehículos inferiores do-mados), y aunque se le es-capa, Robert le deja una señal de que ya la ha visto. En esta parte se ve como ella se comunica con la ardilla (las fuerzas de la naturaleza). Luego, más tarde tendrá un encuentro más cercano con ella. En esta escena Gloria enseña villancicos a los niños: son canciones que se le cantan al Cristo recién nacido para celebrar el despertar espiritual. Ella, por un momento le pasa la batuta a Robert, simbolizando quizás el momento en que el discípulo comienza a co-actuar con el Cristo.

 

   La conversación que mantienen Robert y Gloria resulta toda una lección crística; de hecho Robert le comenta que está seguro de que Ella le aclarará muchas cosas, tal como hace el Cristo Interno con el iniciado. Ella le revela que prácticamente ha nacido en Shangri-La (el Cristo siempre ha habitado en la Conciencia Superior). Le dice que existe un Shangri-La en todos los corazones, y que quizás siempre ha formado parte de Ella sin saberlo. Robert le manifiesta su confusión y Gloria le dice «creía que yo sería la Luz.» También le explica: «existen millones de personas ruines y egoístas, pero en su interior todos esperan encontrar un lugar donde haya paz, amor, seguridad, belleza y comodidad, donde no tendrían que ser egoístas. Ojalá el mundo pudiera venir a este valle

   En una escena posterior, Robert manifiesta no querer que acabe el sueño, pero Gloria le hace ver que no es un sueño, sino que es incluso más real que el mundo exterior, tal y como reflexiona él mismo, ayudado por las preguntas del Cristo («¿por qué?») que le llevan a cuestionar lo que siempre había creído como natural.

 

   Por fin, Gloria le confiesa que sabía que vendría, y es que el Cristo y los Maestros nos esperan mucho antes de que siquiera seamos conscientes de su existencia. Sin embargo, Robert ya sospechaba algo y para explicarlo hace un precioso símil entre el avión que surca el cielo, reflejando los rayos del sol,  y la sombra que proyecta, que va arrastrándose por la tierra, salvando obstáculos, siguiéndola y deseando que aterrice junto a ella. Robert le dice a Gloria: «Tú eres el avión y yo la sombra tonta. Nunca pensé que esa cosa preciosa aterrizaría en mis brazos.» Como han dicho los Maestros, la Presencia Yo Soy es la Luz, el Cristo Su reflejo, y la personalidad Su sombra.

 

Padre Perrault, el Gran Lama
Padre Perrault, el Gran Lama

   Cuando Robert es llamado a entrevistarse con el GRAN LAMA, descubre, asombra-do, que es el propio PADRE PERRAULT. Éste está ubica-do en la parte más alta del Templo, es por tanto la más alta Conciencia. Lo primero que le transmite es su ad-miración, por el Robert que escribió «Hay momentos en la vida del hombre en que vislumbra lo eterno.» El Gran Lama puede representar al Maestro o, en otro aspecto, a la Presencia Yo Soy. El padre Perrol le revela que su presencia allí no es accidental, ya que él, Robert, es llamado a sustituirle como gran Lama en Shangri-La. El Maestro revela al discípulo que debe ser él quien gobierne su mundo y se sitúe al frente de su Conciencia Superior. Nuevamente queda reflejado el hecho de que el Maestro ya conocía y esperaba al discípulo mucho antes de que éste sospechase nada. Luego le transmite el motivo y razón de ser de su vida y le explica que es necesario que se mantenga un ejemplo de lo correcto, para que cuando la gente quiera dejar de vivir mal, sepan que pueden hacer: «una manera de vivir basada en una simple regla: ten Caridad.»

 

 

   El padre Perrautl le dice varias cosas interesantes:

 

«¡Que el amor fraternal de Shangri-La se extienda por todo el mundo

 

«Cuando los fuertes se hayan devorado entre ellos, los hu-mildes heredarán la tierra

 

«Los lazos que unen a los seres son de seda. Sé moderado y paciente. Salvaguarda las riquezas de la mente. Preside con sabiduría mientras afuera ruge la tormenta (como Shangri-La). Tú sobrevivirás a la tormenta; conservarás la fragancia de nuestra historia y añadirás un poco de tu personalidad. Veo a gran distancia un mundo nuevo que se moverá con la esperanza de encontrar sus perdidos tesoros

 

   Con estas palabras muere el padre Perrol; una vela se apaga simbolizando su partida.

 

   Robert había encontrado las respuestas que buscaba, pero tras la despedida del maestro, la duda, representada por George y María, entra en él y abandona Shangri-La. Vuelve a la tormenta del mundo y en el trayecto mueren George y María, a la vez que descubre que se había equivocado al dudar.

 

   Así vuelve al “mundo civilizado”. Pero aquél que ha visto la Gloria de los Mundos Superiores no puede ya satisfacerse con otra cosa, así que Robert emprende su dura lucha por volver a Shangri-La, como el iniciado que emprende el camino de regreso a su YO SOY.  A su paso va dejando una fama de perseverancia y de fortaleza sobrehumana.

 

   Tras diez meses aprendiendo todo lo necesario y avanzando, por fin «desapareció por el puerto de montaña que nadie se atrevía a cruzar», y llega, ahora definitivamente, a su Shangri-La, o sea, asciende.

 

(Comentado por Fela Galván)