TRANSLATOR

Select language


"El Filo de la Navaja"

(Edmund Goulding, 1946)

SENTIDO GENERAL

 

   Esta es la historia de Larry, aquel hombre que, tras pasar por una dura situación en su vida (en este caso una guerra), comienza a sentir vacío interior, desilusión e insatisfacción por el mundo. Son los sentimientos comunes en muchas personas previos a la determinación de buscar algo más elevado en sus vidas. Es muy significativa su actitud pasiva e indiferente ante las cosas que para los demás tiene mucha importancia. Como Larry dice: “ha perdido la confianza en los valores que todos aceptan”, tales como trabajo, posición social, dinero, familia... Y es típica la reacción de los demás que, al no comprenderlo, lo tachan de loco, extraño o perezoso.

 

   Sin embargo, el anhelo de Larry es tan fuerte que nada le puede detener, ni siquiera el más atractivo de los anclajes: el amor de una mujer. 

 

SIGNIFICADO DE LOS PERSONAJES

 

 

LARRY: es el discípulo espiritual. Ya no se siente atraído por las cosas del mundo e inicia un camino en busca de respuestas, y como es un discípulo preparado aparece el maestro.

EL GURÚ: este título significa "aquel que disipa la oscuridad", y es el maestro espiritual o instructor. Larry llega a él porque está preparado, y las palabras del instructor le calman y le indican la vía a seguir para su propio desenvolvimiento. En la película es anciano porque repre-senta la experiencia y la sabiduría. Su porte es sereno y la convicción de sus palabras denota la realización de las mismas en su propia vida.

 

ISABEL: es una persona normal y co-rriente, sin aspiraciones elevadas, y más bien egoísta y egocéntrica; quizás inmadura. Representa la personalidad, siempre reclamando para sí y sujeta a los convencionalismos. Sin embargo, Isabel no es feliz y además ve algo mágico en Larry y por eso lo quiere retener bajo sus condiciones. Puede simbolizar el mundo emocional.

 

SOMERSET: es el autor del libro en el que se basa la película, y es también un personaje de la misma, el narrador. Él representa a cada uno de nosotros como estudiantes observadores de la trama que cuenta el despertar espiritual del iniciado. Por tanto, él, como nosotros, somos aspirantes, porque más tarde o más temprano viviremos nuestra particular decepción del mundo, búsqueda y realización espiritual.

 

 

ELLIOT: representa al hombre común, total-mente dominado por los convencionalismos. Es buena persona pero su ceguera le hace ser desconsiderado. Puede simbolizar también la mente concreta (o inferior). Es orgulloso y vanidoso hasta el ridículo.

 

MINERO: se trata de un antiguo sacerdote que huye de Dios. Es el estudiante que ha conocido pero que ha traicionado lo que sabe. Quiero olvidar pero no puede. Es el discípulo caído. Sin embargo su experiencia resulta válida para Larry.

SOPHIE: ella representa el objetivo de servicio del iniciado. Sophie sufre, como muchos, así que podría simbolizar el "dolor del mundo", el sufrimiento por cuyo motivo del Amado Señor Gautama partió en busca de respuestas que luego transmi-tiría para la liberación de todos los que sufren.

 

 

EPISODIOS DESTACADOS Y

ENSEÑANZAS ESPIRITUALES

 

   Larry es acosado por los demás que le indican lo que debería hacer e incluso pen-sar y sentir. Pero por encima de las voces de todos, grita aún más alto la voz de su Alma, y en busca de Ella, parte hacia París (ciudad de la luz).

  Tras su desilusión del mundo Entonces aparece la siguiente etapa del camino espiritual, la búsqueda. Aprende de varios lugares, recibe algunas respuestas, pero sigue “perdido”. Sin embargo, su perseverancia y tenacidad tienen el premio que merecen y la Vida le conduce, curiosamente a través de un sacerdote frustrado, hacia donde “hallará consuelo”.

 

   El encuentro con el gurú, en la India, es la escena más bonita de la película. Él representa para Larry un paso muy importante y queda muy bien reflejado cuando el gurú le explica la razón de sus sentimientos, ya que significa el comienzo del autoconocimiento para Larry, en el sentido de que, por fin, se comprende a sí mismo: no es irresponsable ya que el hecho de venir tan lejos en busca de saber demuestra lo contrario.

   Las palabras del gurú son una maravillosa síntesis del Saber Divino:

 

   «Dios es la única guía, pero si hablamos, Él quizás me enseñe un medio de ayudarte...

 

   «El simple hecho de que vengas de tan lejos en busca de saber demuestra que no te asustan las responsabilidades. El admitir ignorancia ya demuestra valor...

 

   «Tu inquietud y tu confusión no son las únicas. El mundo entero está inquieto y confuso. Siempre será así mientras los hombres basen sus ideales en conceptos falsos. No habrá verdadera felicidad hasta que los hombres aprendan a buscarla dentro de ellos mismos. Está escrito que el hombres sabio se alimenta de su Luz interior. Proviene de Dios y está en su corazón. Así se consigue la calma, la paciencia, la compasión, la abnegación y la Paz eterna...

 

   «El camino de la salvación es difícil de recorrer; tan difícil como andar en el filo de una navaja. Pero no es un secreto. Todas las religiones lo enseñan. Hay en cada uno de nosotros una chispa de la infinita bondad del Creador, y al dejar este mundo nos reunimos con ella como una gota de lluvia que cae del cielo se reúne por fin con el mar del que nació...

 

   «Nosotros, los hindúes, creemos que a Dios se llega por tres caminos. Uno de ellos es el camino de la fe y la oración; otro el de las buenas obras inspiradas por el Amor a Dios; y el tercero que a través del conocimiento conduce a la Sabiduría... Pero al final descubrirás que los tres no son sino uno.»

 

   La ternura y el amor que se refleja en esta escena es tan intenso, que posiblemente sea algo parecido al del encuentro de un Maestro y su discípulo.

 

   Aquel lugar, que puede simbolizar al Cristo Interno, o también al Maestro, se convierte para él en un refugio, en el que se siente protegido y guiado y que le aporta las condiciones facilitadoras de la paz interior que tanto ansiaba, llegando así a vislumbrar la gloria de la unión con Dios. Este lugar y tiempo simbolizan una etapa necesaria en el Sendero Espiritual, no en el sentido externo (viajar y aislarse), sino interno.

 

   Entonces llega el momento en que debe usar y compartir todo lo adquirido. Todo discípulo espiritual debe compaginar equi-libradamente su vida interna con su paso por el mundo. Incluso antes de encontrar lo que buscaba, Larry sabía que era algo que podría compartir; tal y como se lo dijo el gurú:

 

   «No es necesario que abandones el mundo. Debes vivir en él para amar las cosas del mundo no por sí mismas sino por lo que hay de Dios en ellas. Tu lugar está entre los tuyos. Hijo mío, eres uno de los afortunados. Por la Gracia Divina te ha sido dado ver la infinita belleza del mundo, que no es otra cosa que la imagen, como en un espejo, de la belleza de Dios. Esa sensación de júbilo, esa visión de Su belleza, permanecerá contigo, fresca y viva, hasta el día de tu muerte.» 

 


 

   Son muy significativas las diferencias entre el Larry del comienzo y el que ahora regresa. A pesar de que para los demás todo sigue igual, Larry expresa e irradia algo distinto. Ya no es el muchacho ansioso y perdido del comienzo. Es curioso que ya no despierta reproches, sino como mínimo asombro; y algunos hablan de que la felicidad se refleja en su rostro. Es el semblante del que ha descubierto cuál es el Camino, aunque aún no lo haya recorrido. Es significativo el comentario del amigo que lo describe como “feliz pero extrañamente distante”, y es que Larry ha pasado a ser de los que andan en el mundo sin pertenecer a él.

   El Amor ha crecido podero-samente en él, y ahora, por este amor, brinda sus servi-cios a los que le piden ayuda. Cuando Sophy entra en esce-na, destrozada por las des-gracias de su vida, es enter-necedora la actitud de Larry hacia ella. La forma en que la “ve” ejemplifica la manera en que debemos contemplar a todo ser. Larry ve lo divino en ella y su amor le mueve a tratar de traerlo fuera. Cuando Larry se casa con Sophy, queda reflejado que él se ha “casado”, o sea, dedicado al Servicio.

 

   Sin embargo, el estudiante espiritual, incluso en el servicio, ha de seguir lidiando con el mundo, y quizás quede esto reflejado en la interferencia que Isabel provoca en su tarea de ayudar a Sophy. Sin embargo, Isabel es también la receptora de la Luz que Larry emana: aunque de forma dolorosa, las palabras de él provocan en ella, al final, cierto despertar reflejado por el sufrimiento que Isabel experimenta al escucharlas.

 

   El final es precioso. Simplemente, y a pesar de todo, seguir navegando por el mar de la vida, pero ahora consciente de su rumbo y seguro de su meta.

 

(Comentado por Fela Galván)