TRANSLATOR

Select language


"Matrix"

(Andy y Larry Wachowsky, 1999)

 

NOTA INTRODUCTORIA: Como sabéis, The Matrix es una de esas sagas cinematográficas en las que el argumento se desarrolla a lo largo de varias entregas. Este análisis de la película fue realizado cuando únicamente había aparecido en pan­ta­lla la primera parte. Por ello las interpretaciones metafísicas de la misma sólo tuvieron en consideración lo ocurrido en ese único capítulo. Con la aparición de la segunda y tercera parte de la saga, algunas de las interpretaciones aquí expuestas quizás ya no encajen. Con esta salvedad, aquí tenéis un posible análisis de The Matrix.

 

 

SENTIDO GENERAL

 

   Matrix, de los directores Andy y Larry Wachowski, es una pará­bola moderna. En lugar de pastores, ovejas, pescadores y recau­da­dores de impuestos, aquí se utiliza la cibernética como apoyo para, a través de una his­toria que tiene sentido por sí misma, transmitir un men­saje con una fuer­te carga espiritual; en ocasiones nada disimulada.

 

   Toda la trama representa a un solo ser, el discípulo, y todo se desen­vuelve en su interior. Cada personaje es un aspecto de su personalidad. Cada hecho narra simbólicamente un proceso que ocurre en su propia con­ciencia. MATRIX es su visión ilusoria de la vida, del Universo, mientras que SIÓN —la ciudad santa—, es su conciencia superior. Vivir allí signi­fica alcanzar un elevado estado de conciencia. Por ello, él mismo es el elegido, porque en el mundo de cada quien, sólo él tiene la potestad para ponerlo en orden y bajo la autoridad de su Presencia Yo Soy.

 

BANDA SONORA: (Pulsar play)    The Matrix

  Clubbed To Death

  Rob Dougan 

 


 

PERSONAJES Y SUS SIGNIFICADOS

 

          Personaje     Significado 
   MATRIX  Ilusión del mundo, Maya 
 

 THOMAS ANDERSON o NEO 

 Discípulo espiritual, el Elegido 
 

 MORFEO

 Instructor Espiritual
 

 TRINITY

 Cristo Interno
 

 SR. SMITH

 Fuerza siniestra
 

 CIFRA

 Mente inferior, concreta
 

 ORÁCULO

 Intuición
 

 SIÓN

 Conciencia Superior 
 

 

 

 

EPISODIOS DESTACADOS

 

   Al comienzo de la película se muestra una persecución espectacular, en la que interviene una chica con grandes poderes físicos que es perseguida, primero por policías y luego por otros extraños hombres, también con poderes semejantes. Finalmente ella se escapa misteriosamente. 

 

   Entonces aparece en escena Thomas Anderson, un “pirata infor­má­tico” que tiene un nombre en clave: NEO —nuevo. Él está dormido junto a su ordenador apagado, y un mensaje en la pantalla le despierta. El mensaje le decía que Matrix le tiene atrapado. Luego el mensaje desaparece. En este punto, Neo es el futuro hombre nuevo, aquel que comienza a vislumbrar algo de la “Realidad”, aunque aún no la entiende; sólo comienza a hacerse preguntas.

 

   A continuación se produce un interesante encuentro. Siguiendo una indicación que también recibe a través del ordenador —«sigue al conejo blanco»—, conoce a TRINITY, la chica que aparece en el comienzo de la película. Ella le habla muy cerca, muy en lo íntimo, y le dice lo que él siente acerca de Matrix y cuáles son sus dudas. Ella simboliza el Cristo Interno, el Principio Crístico en Neo. De hecho su nombre significa Tri­ni­dad, simbolizado el aspecto trino de la Llama Crística —Amor, Sabiduría y Poder. Trinity le advierte de los peligros que corre, pero le habla también de un maravilloso descubrimiento. Más tarde será ella la que le salve en varias ocasiones, al igual que nuestro Cristo Interno vela por nosotros.

 

   Entonces vemos a un Neo abatido, en su trabajo. Recibe una llamada, la de MORFEO, que inexplicablemente, a través del teléfono, sabe guiarle para­ salvarlo de la captura por parte de los mismos hombres que perseguían a la chica del comienzo. Este es, simbólicamente, el instructor espiritual. Morfeo era mitológi­ca­men­te el dios del sueño, precisamente porque él ya ha dominado la ilusión. Neo le dice a Morfeo que hacía mucho tiempo que quería conocerlo, pero Morfeo le expresa en respuesta lo que muchos Maestros Espirituales han dicho a sus discípulos: que él llevaba aún más tiempo esperándolo.

 

   Aunque Morfeo trata de salvar a Neo de ser capturado, este no consigue escapar porque aún no confía plenamente en Morfeo y todavía está muy dominado por sus miedos y por la ilusión del mundo.

   Cuando capturan a Neo, los “hombres de negro” le interrogan y éste sufre un ataque mental de aquellos. El SR. SMITH es el jefe de ellos y es la personificación de la fuerza siniestra porque pretende manipular, dominar y engañar. Esta escena es una drástica lección sobre el hecho de que todo lo que tu mente acepta es realidad para ti. También aquí le hacen un chantaje: «Todo tu mundo estará bien, todo se arreglará si entregas a Morfeo». En muchas ocasiones nos vemos tentados a pensar que debemos dejar a un lado nuestro mundo espiritual para arreglar nuestra vida mundana. Pero Neo escogió bien.

 

   Entonces Neo despierta, y todo parece haber sido un sueño, pero Tri­nity le saca de ese error y le da la posibilidad de conocer en persona a Mor­feo. En el camino él duda, pero Trinity le dice «ese camino —el de siem­pre, el mundano— ya lo conoces y ya sabes lo que hay al final» —du­­da, oscuridad, miedo, ilusión. Nuevamente es su Cristo Interno quien le lleva a escoger el camino en apariencia más difícil, pero sin embargo más correcto. Trinity entonces le quita un bicho del cuerpo: el Cristo Interno intensifica su traba­jo de purificación.

 

   Y Neo conoce a Morfeo. No sólo Neo trata a Morfeo con reverencia y admiración, sino que éste, a su vez, se la devuelve y le transmite su senti­miento de honor al conocerle. El Maestro ve ya todo el potencial que hay en el discípulo, aunque éste ni siquiera lo sospeche.

 

   Entonces Morfeo le habla de la ilusión y de la realidad. A través de sus palabras inculca la idea de la relatividad en ambos conceptos: «Si no pudieses despertar de un sueño ¿cómo lo distinguirías de la realidad?» Aso­ma así la idea de que toda la humanidad vive realmente sumida en un sueño, ignorante de que la Realidad no es lo que experimenta. 

 

   Neo ahora debe escoger: volver a su vida de siempre, o conocer qué es Matrix. Esta decisión no tiene vuelta atrás. Al igual que le pasa al hombre que ha hollado el Sendero Espiritual; aunque quiera ya no puede volver atrás. Morfeo le explica también que Matrix es todo lo que le envuelve, lo que ve, huele, oye..., o sea, que cuando no sabes lo que es Maya —la ilusión del mundo—, ella te absorbe totalmente y te domina, no expresando por tanto lo que Yo Soy es, sino lo que Maya te hace creer que eres. Por lo tan­to, tal y como Trinity le dice, Matrix no puede revelarle quién es él real­men­te.

 

   Comienza así el entrenamiento de Neo; y empieza por su despertar. Es la Primera Iniciación, el Nacimiento o el despertar. Él, después de un pro­ceso algo doloroso, se despierta y se descubre a sí mismo en medio de mi­llo­nes de personas que aún duermen. Ha salido de Matrix, ha salido de la ilusión, pero aún no la domina, o sea, ya sabe cuál es el camino, pero sólo ha comenzado a recorrerlo. Es significativo que al despertar le duelan los ojos: Morfeo le dice que la razón es que nunca los había utilizado. Esto representa que el ser humano tiene capacidades espirituales dormidas, que no conoce ni utiliza, pero que ya están como potencialidades.

 

   Empieza así la etapa de adoctrinamiento, de adquisición del conocimiento. Aprende, por ejemplo, que somos lo que creemos ser, porque es nuestra mente la que fabrica lo que aparentamos ser, nuestras limitacio­nes, etc. También que la misma puede ser entrenada para que obedezca nuestros mandatos, pero para ello debe aprender a reconocer y eliminar las falsas ideas que hemos aceptado como reales. Así, por ejemplo cuando Neo está dentro de un programa y Morfeo le pregunta por qué cree que lo que respira es aire si allí sólo hay mente, le hace entender cuán dominados estamos por nuestras creencias, y con qué facilidad po­de­mos también cambiar nuestra forma de ver nuestras experiencias.

 

   También descubre cómo es el mundo en realidad, un lugar oscuro y derruido. Desde la visión de un Maestro Ascendido, y en comparación con la gloria de los Mundos Superiores, evidentemente, el mundo físico es tal como allí se ve, oscuridad. Por el contrario Sión, la ciudad prometida, es la realidad de los Mundos Superiores.

 

   En esta parte de la trama de la película aparecen otros personajes. Como ya se dijo, cada uno de ellos puede ser contemplado como distin­tos aspectos de la personalidad de Neo. Están, por ejemplo, el egoísta, la duda y el infantil. CIFRA, término numérico muy apropiado, simboliza la mente concreta, inferior.

 

   También en este momento se habla mucho de que Neo es el escogido, el que salvará a todos. Neo no lo cree así. Trinity y Morfeo están seguros, ya que ellos ya dominan en mayor medida a Matrix. Vemos así cómo el Cristo Interno y el instructor espiritual trabajan juntos por el desenvol­vi­miento espi­ritual del iniciado y por la manifestación de su Plan Divino Perfecto.

   El ORÁCULO, simbólicamente puede representar un guía para los próxi­mos pasos, que puede venir del Maestro, o que puede asociarse también a la Intuición Superior. Sus palabras en este caso, no sólo le guían sino que también le protegen de sí mismo, por ejemplo del orgullo o del miedo a ser el elegido, de tal manera que estos problemas no le perjudiquen mientras crece en fortaleza, en fe y en poder.

 

 

   Entonces comienzan las batallas finales, en las que Neo, siempre junto a Trinity, su Cristo Interno, debe acabar con todas sus dudas y miedos. Recuerda la antigua epopeya hindú del Bhagavad Guita, en la que Arjuna (el iniciado), junto a Krishna (el Cristo Interno), debe luchar contra los kuravas (la naturaleza inferior) en el campo de bata­lla (la con­ciencia). Cada batalla le fortalece aún más. Hasta que final­mente ha de enfrentarse incluso con la ilusión de la muerte. Esta es la Cuarta Iniciación: él muere, pero su Conciencia Superior le revela Su Amor y la Verdad de que él es realmente el elegido. La relación de Trinity y Neo es de Amor, es la relación del iniciado con su Cristo Interno. Ella dice que el elegido sería aquella única persona de la que se enamoraría. Nuestro Cristo Interno es siempre fiel en su Amor y asisten­cia. Entonces Neo resucita, es decir, ha vencido totalmente a Matrix, la ilusión, y ella ya nada puede contra él. Sólo queda el enfrentamiento final consigo mismo, con la última parte oscura de sí, representado por el Sr. Smith. Éste le llama Sr. Anderson, pero Neo le responde «Me llamo Neo», es decir, ha reconocido y alcanzado su verda­dero nombre, y el nombre de algo indica su naturaleza. Así que en realidad afirma Yo Soy Neo. Yo Soy el Nuevo Hombre

 

   Destruye al Sr. Smith introduciéndose dentro de él y con la Luz. Esa es la única forma en que el iniciado puede transmutar sus imperfecciones: desde dentro y con Luz. Es verdaderamente una Ascensión. En esta escena, después de resucitar, su cuerpo parece mecanizado, ya que ya no es el cuerpo el que reacciona por sí mismo, sino que se ha convertido en un instrumento de su Yo Superior, y como tal actúa.

 

   Al final, Neo regresa al mundo, pero ahora para tratar de enseñar lo que había aprendido. Morfeo le había dicho que hay muchas mentes que no están preparadas para la Verdad, pero Neo intentará rescatar a algunas de ellas.

 

(Comentado por Fela Galván)