TRANSLATOR

Select language


Willow

(Ron Howard y George Lucas, 1998)

 

SENTIDO GENERAL

 

   Esta película de Ron Howard, cuyo argumento fue escrito por ese mago mo-derno llamado George Lucas (La Guerra de las Galaxias), es una reconstrucción holy-woodense que nos aporta valiosos detalles acerca de la etapa del Sendero que parte desde la Primera Gran Iniciación y que puede impulsarnos hasta alcanzar la meta de la Quinta.

BANDA SONORA: (Pulsar play)    Willow

  Main Theme

  James Horner 


 

SIGNIFICADO DE LOS PERSONAJES

 

                        Personaje:       Representa:
    ELORA DANAN   Cristo Interno
      WILLOW   Discípulo Espiritual
    FIN RAZIEL   Instructora Espiritual   
    MADMARTIGAN      Fuerza y valor
    CHERLINDREA   Maestro Ascendido
    BAVMORDA   Lo negativo
     

ELORA DANAN: Es la Conciencia Es-piritual recién nacida en la persona-lidad humana. Se trata del Cristo Interno nacido en la oscuridad y rodeado por muchos peligros de la antigua conciencia que amenazan su subsistencia. «Es la niña de la pro-fecía, la que destruirá el mal que reina», como se dice en la misma película. Ella es la «Niña de las Maravillas».

 

WILLOW UFGOOD: Es el estudiante o discípulo espiritual. Aquí se nos presenta como un enano aficionado a la magia, al tiempo que no es aceptado como aprendiz por el ma-go del poblado, el cual le dice: «La Magia es la sangre vital del Uni-verso». Esto se debe a que su misión es mucho mayor que la de ser un simple mago. Debe procurar que su Elora (su Conciencia Espiritual recién nacida) no muera, hasta que ésta pueda ser Reina de su propio imperio, que es el mundo.

 

FIN RAZIEL: Es la instructora espi-ritual que aquí aparece como una Maga Blanca convertida en una mangosta. A lo largo de la película tomará varias formas, y esto es símbolo de la adaptación del Ins-tructor para así poder ayudar de muchas maneras al estudiante. Esto es también que la Instrucción Espiritual se nos puede presentar bajo diversos rostros y formas.

 

MADMARTIGAN: Es el aspecto Fuer-za y Valor del discípulo espiritual que le debe acompañar en todo momento. En el Sendero, Willow, necesitará no sólo de la Pureza que ya tiene por sí mismo, sino del Valor y Fortaleza, como el Parsifal de Richard Wagner.

 

CHERLINDREA: Representa a la Maestra Ascendida. También vie-ne a significar la Intuición; la voz de la Verdad dentro de nosotros. En la película interviene para decirle a Willow que la niña Elora lo ha escogido para que sea su guardián y protector, y también le dice que la «niña» es una reina, o sea, que es la reina del mundo.

 

BAVMORDA: Esta malvada reina re-presenta el cúmulo de pensamientos y sentimientos negativos que go-biernan en la vida del discípulo espi-ritual hasta que nace la Salvadora (Elora) y su reino de terror empieza a tambalearse. Es la Herodes para Jesús, la Klingsor para Parsifal, Gmork para Atreyu, la bruja malva-da para Blancanieves. Todos estos personajes repulsivos no son más que el reflejo negativo de nosotros mismos que sienten su reino en peligro cuando nace en él la Conciencia Espiritual que transmutará lo negativo en positivo.

EPISODIOS DESTACADOS Y

ENSEÑANZAS ESPIRITUALES

 

Salvada de las Aguas: Elora, sin ser notada, es puesta en una canastilla hecha de ra-mas y echada al agua, río abajo, para salvarla de la malvada reina Bavmorda. Willow la encuentra y la adopta en su familia. Elora ha escogido muy bien quién le ha de proteger ya que Willow tiene aspiraciones mucho más altas que lo hacen sobresalir del común de los habitantes de su poblado; él quiere llegar a ser «mago». En el discípulo espiritual esto simboliza la Aspiración Espiritual marcada en la vida de Jesús por una mística estrella que señaló a los Reyes Magos el lugar donde debían detenerse a adorar al nuevo Salvador. La disposición de Willow a que en su mundo pudiera entrar la «magia» fue una especie de invocación inconsciente que le hizo merecedor de que así fuera.

   El estudiante espiritual que aspira al mundo del Espíritu está pronto a que en su corazón nazca el Cristo Interno, la Elora de esta historia.

 

 

La protección del Yo Soy: Después de haber pasado varias pruebas Willow, junto a sus amigos, llega hasta el negro castillo donde tienen secuestrada a Elora. Bavmorda lanza un hechizo y convierte a todos los que están en su contra en cerdos, pero no así a Willow, pues Fin Raziel, la Instructora de esta historia, le dice que debe protegerse con el Salmo del Refugio (Salmo 91 de La Biblia), el cual copiamos a continuación:


«Tú que vives bajo la protección del Dios altísimo

y moras a la sombra del Dios omnipotente,

di al Señor: 'Eres mi fortaleza y mi refugio,

eres mi Dios en quien confío'.

Pues él te liberará de la red del cazador,

de la peste mortal;

te cobijará bajo sus alas

y tú te refugiarás bajo sus plumas;

su lealtad será para ti escudo y armadura.

No temerá el terror de la noche

ni la flecha que vuela por el día,

ni la peste que avanza en las tinieblas

ni el azote que asola al mediodía.

Aunque a tu lado caigan mil, y diez mil a tu diestra,

a ti no te alcanzarán.

Te bastará abrir los ojos,

y verás que los malvados reciben su merecido,

ya que has puesto tu refugio en el Señor

y tu cobijo en el altísimo.

A ti no te alcanzará la desgracia

ni la plaga llegará a tu tienda,

pues Él ordenó a sus santos ángeles

que te guardaran en todos tus caminos;

te llevarán en sus brazos

para que tu pie no tropiece en piedra alguna;

andarás sobre el león y la serpiente,

pisarás al tigre y al dragón.

Porque él se ha unido a mí, yo lo liberaré;

lo protegeré, pues conoce mi nombre;

si me llama, yo le responderé,

estaré con él en las desgracia,

lo liberaré y lo llenaré de honores;

e daré una larga vida,

le haré gozar de mi salvación».

 

El Bien vence al final: Cuando la malvada bruja Bavmorda toma la varita mágica de Cherlindrea, la cual simboliza el Poder Divino, e intenta utilizar Su energía contra Fin Raziel, ocurre que el mal que desea hacer se revierte contra ella misma, de igual forma que sucedió en la leyen-da de Parsifal cuando Klingsor le arroja la lanza sagrada a Parsifal y éste la toma y hace la señal de la cruz con ella. Klingsor y su castillo de maldad desaparecen por siempre. Bavmorda se convierte en la presa de su propia energía mal calificada y se autodestruye. El mal siempre se destruye a sí mismo.

 

(Extractado del libro: "Los Cuentos de Hadas en el Cine",

de Juan Carlos García)